Sara Azcona

Las roceñas Sara AzconaElena Frontiñán y Diana Franganillo, ganaron el pasado sábado 6 de febrero, el primer Hackathon Reactiva Las Rozas virtual. Su creación fue la aplicación KEAY, destinada a conectar a las familias con todo tipo de actividades de ocio para los más pequeños de la casa. Nosotros, hemos tenido el placer de saber un poco más de esta plataforma de la mano de una sus creadores: Sara Azcona.

P: ¿A quién de vosotras se le ocurrió la idea de presentaros al Hackathon Reactica Las Rozas?

R: Se nos ocurrió tanto a Diana como a mí. Aunque sí que es verdad que yo siempre estoy muy pendiente de los eventos de Las Rozas porque siempre saca cosas muy chulas. Suelo tener activadas las notificaciones de Twitter para enterarme de lo que se va a hacer en nuestra ciudad. Un día, vi la convocatoria del Hackathon, se lo dije a Diana y nos pusimos manos a la obra.

P: ¿Qué necesidades veíais que no estaban cubiertas en Las Rozas?

R: Nosotras llevábamos un tiempo pensando en que existía una necesidad en el ocio infantil. Vimos que había un mercado que estaba todavía sin explorar y ahora con la pandemia más. Creemos que los niños son los grandes olvidados porque les estamos quitando ocio, interacción entre ellos… Y los padres también estamos un poco desesperados porque ya no sabemos qué hacer. No les queremos dar pantallas y televisión pero tampoco tenemos otras opciones. En función a eso nos pareció que era muy interesante desarrollar una idea sobre ese ámbito que pudiésemos testear en Las Rozas. ¡Pareció que nos hubiesen leído la mente!

P: ¿Cómo planteasteis la propuesta, una vez que sabíais que había una necesidad por cubrir?

R: Nosotras veníamos dándole vueltas antes del COVID, ya veíamos esa necesidad. Ahora más, pero antes también la había. Entonces, cuando estuvimos en el Hackathon, donde estuvimos once horas muy intensas, lo enfocamos mucho más a lo que está pasando ahora mismo. La gente tiene miedo a hacer actividades extraescolares o actividades de ocio, teatro… por el miedo a contagiarse porque no sabes quién va a ir, si esas personas están manteniendo las medidas de seguridad. Vimos que estaba el ocio muy encorsetado y que había que dar una solución a eso.

P: ¿Nos podríais explicar qué beneficios aporta al usuario?

R: Lo que se quiere conseguir con la plataforma es que, por ejemplo, con los niños del colegio, el llamado grupo burbuja, o con tus primos, con los que pasas siempre muchas horas y que sabes que mantienen las distancias, poder hacer actividades y sentirte segura. Un pintacaras, un mago, un teatro, deporte… Proponer alternativas a las pantallas.

Ganadoras Hackathon
Elena Frontiñán, Sara Azcona y Diana Franganillo, ganadoras del Hackathon Reactiva 2021

P: ¿Cómo fue el proceso de creación? ¿Y trabajar en equipo?

R: El día del Hackathon fue increíble. Estás todo el rato con gente. Tienes tu grupo pero te vas moviendo y se hace muy ameno por ello. Nosotras pensábamos que al ser de manera telemática, se iba a hacer un poco más pesado pero lo hicieron muy ameno. ¡Parecía que estabas allí y no en tu casa! En nuestro caso, a Diana y a mí nos unieron en la mesa con Elena, la otra ganadora, y fue todo fenomenal. Nos completamos muy bien. Elena además aportó ideas muy frescas, muy novedosas.

P: ¿A qué os dedicáis cada una?

R: Diana es ingeniera aeronáutica, Elena es arquitecta y se dedica al diseño UX UI y yo soy ingeniera informática.

P: ¿Y os conocíais entre vosotras antes de la competición?

R: Diana y yo nos conocimos en la Escuela Oficial de Idiomas de Las Rozas, hace años. A Elena la conocimos ese mismo día.

P: Fueron once horas de intenso trabajo en el Hackathon, ¿cómo fue la competición? ¿Qué se os pidió?

R: Te dan unas pautas para ir siguiendo y todo ese recorrido te lleva a un pitch final, donde en 5 minutos, presentas la idea al jurado. Te reordenan la cabeza para que no te pierdas. Como son tantas horas, está bien que tengas esa planificación para que no divagues y te dé tiempo a todo.

Nos hicieron hacer un modelo de Canvas 1, luego desarrollas a los retos que necesitan las necesidades de tu proyecto, luego decides los canales por los que quieres lanzar tu idea… Y al final, todo culmina en ese pitch final.

P: ¿Os sentisteis satisfechas con el trabajo final?

R: La verdad es que fue una sinergia super buena. El clímax fue el premio, está claro, pero la verdad es que fue muy interesante conocer las ideas de los otros equipos. El propio jurado te hacía unas peguntas que también te hacían crecer. Ya no solo las que nos hicieron a nosotras sino también las que hicieron a otros grupos. Yo espero que lo sigan haciendo muchos años más porque es una experiencia fantástica.

P: Es una aplicación pensada en un contexto COVID, ¿se podrá seguir desarrollando para aplicarlo una vez acabe la pandemia?

R: La idea inicial se basaba en una necesidad que nosotras mismas habíamos vivido. Las dos hemos vivido en diferentes ciudades y cada vez que nos mudábamos no teníamos referencias sobre el ocio infantil. Está toda la información muy disfrazada. Si quieres celebrar un cumpleaños un poco especial, no tienes referencias, ni opiniones… Es triste que para comprarte unas zapatillas tengas miles de comentarios en las webs y para tus hijos no tengas nada, cuando es algo un poco más sensible… Nosotras lo hablábamos siempre y pensábamos que no podía seguir así. Como madres necesitábamos una plataforma en la que estuviese todo centralizado y que tú, además, pudieses contactar con esos artistas infantiles para tus necesidades. Veíamos que estaba muy encorsetado en un sector en pleno crecimiento y susceptible a muchas mejoras.  

P: ¿Se va a empezar a implantar la aplicación en Las Rozas?

R: En eso estamos. Estamos a tope porque aparte del premio, todo esto es una motivación extra que te da un montón de energía y esperamos que en un par de meses podamos sacar ya la versión beta para que la pueda probar todo el mundo. La sacaremos primero en Las Rozas y luego la extenderemos en los demás municipios.

Lo que sí que ya está en funcionamiento es la página web http://www.keayapp.es/ donde respondemos a preguntas de la gente y podemos recabar necesidades.