16.7 C
Las Rozas de Madrid
/ 22 junio 2024

Rocío Morón: «La tecnología y el trato con el cliente nos distinguen del resto de clínicas dentales»

Rocío Morón: «La tecnología y el trato con el cliente nos distinguen del resto de clínicas dentales»

La Clínica Dental Rocío Morón busca transformar la idea preconcebida que tenemos del dentista a través de la calidad y la profesionalidad. Ubicada entre los municipios de Majadahonda y Las Rozas, dispone de un fácil acceso tanto en transporte público como privado y está a sólo 10 minutos de Moncloa.

Su objetivo se basa en conocer a sus clientes, comprender sus objetivos e inquietudes y ofrecer los tratamientos necesarios con la máxima calidad, garantizando la estética, la funcionalidad y la durabilidad. Su propietaria, ha hablado con LAS ROZAS ES NOTICIA, sobre esta nueva clínica, que ya alcanzado un gran éxito entre los roceños gracias a sus especialidades en continua evolución tecnológica.

Para empezar, ¿puedes hacer un breve repaso del origen de esta clínica en Las Rozas?,¿cuándo decidiste crear tu propia clínica?

Decidí abrir una nueva Clínica desde hace bastantes años, pero no la quería montar en cualquier lado. Estaba buscando un sitio que me cuadrase. Vivíamos en Valdemarín (Aravaca) y antes del COVID, estuvimos a punto de irnos a vivir a San Sebastián. Al final esta idea no salió y encontramos una casa que nos gustaba mucho en La Marazuela (Las Rozas).

Con esa idea, quería algo que estuviese más cerca de casa y que me permitiera tener mi proyecto, trabajar como a mí me gusta. Tengo un muy buen equipo. Casi todos son compañeros con los que ya había trabajado antes y a los que ya les había hablado de mi idea del proyecto. Aun así, no me quería adelantar. Llevábamos bastante tiempo buscando un sitio que nos podía cuadrar y justo salió este local, cuando ya vivíamos aquí. Nos gustó. Yo quería traer un arquitecto para que lo viera y en ese tiempo nos lo quitaron. A las dos semanas nos llamó la mujer del local. Nos dijo que a las otras personas no les habían dado la financiación y lo cogimos.

¿Cuándo abristeis? ¿Qué tal estos primeros meses?

Fueron muchos meses de proyecto, presentación en el Ayuntamiento… pero ya teníamos mucha ilusión y le fuimos dándo forma. El diseño me lo hizo una amiga. Estoy muy contenta con el resultado y con la zona. Hemos empezado muy bien. Me gusta trabajar de forma conservadora, ofreciendo un tratamiento cercano. Intento estar aquí todo lo que puedo. Por lo menos estoy yo tres días a la semana. La idea es poder estar más en un futuro. Otros días tengo otros compañeros hombres. Al final no es lo mismo que te atienda una franquicia a que te vea un doctor.

Trabajo en la idea dededicarle tiempo al paciente, que siempre sea el mismo doctor el que le vea, trabajar con materiales de muy buena calidad y con laboratorios buenos… En general, un porcentaje muy alto de los pacientes que han venido están muy contentos.

Muchos vecinos de La Marazuela o de urbanizaciones de al lado han escrito a amigos míos diciendo que una vecina, a quien ni siquiera conozco, ha preguntado por nuestra clínica dental y dicen que están encantados. Al final todo eso te llena de satisfacción, porque todo cuesta mucho trabajo, esfuerzo y tiempo. Por ello, esas cosas te llenan de orgullo y te hacen seguir peleando y trabajando.

Aquí tratamos a toda la familia y podemos dedicarle tiempo

¿Por qué elegiste esta zona?

Nos pareció buena zona porque está entre Majadahonda y Las Rozas. Además, no hay mucha zona comercial cerca. Clínicas dentales solo hay una que esté cerca. Al final es un modelo diferente. Mi marido se dedica al marketing y me ayuda con estas cosas. Como yo no he vivido en Las Rozas toda mi vida, algunos amigos de aquí también me dijeron que les parecía muy buen lugar.

Al estar al lado de una farmacia y un Supercor hay mucho flujo de gente. Se puede aparcar bastante bien, de forma gratuita por lo que la accesibilidad, que también es importante, está bien. Tenemos varios colegios cerca, algo relevante, ya que, por ejemplo, mi especialidad es la ortodoncia. Por todo ello creímos que era un lugar estupendo.

¿Qué es lo que te hace destacar sobre otras clínicas?

La cercanía, el trabajar por y para el paciente. También apostamos mucho por las tecnologías. Todo lo hacemos digital y ofrecemos aquí todo lo que necesitaremos, como equipo de rayo, escáner…No hay que ir a ninguna otra clínica a hacerte nada más.

Además, ofrecemos todo tipo de especialidades. Aquí se puede tratar a toda la familia y dedicarles el tiempo que necesiten. La sala de espera también está pensada para que los pacientes sientan que están en el salón de su casa. Hay una zona de niños para que pueda ir trabajando. Cuidamos los detalles, con música, sofás… Intentamos que la gente no se acumule en la sala de espera. No obstante, cada paciente tendrá a su disposición el tiempo que necesite.

¿Sigue habiendo mucho prejuicio en el mundo del dentista?

Cada vez menos. Mucha gente que nos dice que entra muy nerviosa y luego se van encantados. Estoy muy contenta. A casi todo el equipo lo conocía de antes. Había un par que entraban de nuevas, pues me los habían recomendado y la verdad es que estoy muy contenta con todo el equipo. Están respondiendo bastante bien. La auxiliar se ha implicado mucho. Siempre está en contacto con las familias que tengan preguntas, después de las cirujías… Se crea un trato cercano, pues siempre ves a las mismas personas y eso da confianza.

Somos arquitectos de los dientes, arquitectos de sonrisas

Háblanos de tu trayectoria profesional.

Estudié en la Universidad Complutense de Madrid y acabé en 2011. Estudié con Santiago, uno de los doctores especialista en estética y en odontología conservadora. Cuando acabé sabía que me quería dedicar a la ortodoncia, por eso hacía odontología.

Hice un máster de tres años de especialización en ortodoncia, a tiempo completo. Me fui un año a Francia, el último año de carrera, y luego hice un máster de ortodoncia de tres años en Madrid. También tuve una formación en Estados Unidos, en Los Ángeles y en Arizona, en un programa que hay de ortodoncia en Tucson.

Después, a partir de enero de 2013, empecé a trabajar de especialista de ortodoncia de manera exclusiva en varias clínicas. En un par de ellas sigo trabajando a día de hoy. Es una carrera que me encanta, la arquitecta de los dientes o, mejor, de sonrisas.

Todos los años estamos formándonos. Me he especializado también en ortodoncia con cirugía automática, en las diferentes técnicas de alineadores transparentes, de ortodoncia invisible, de ATM, de articulación… Estamos en formación continua.  Yo me dedico, en exclusiva, a la ortodoncia tanto de niños, como de adultos.

¿Y cómo te definirías a nivel personal?

Soy mamá de una niña de 17 meses. También tenemos una perrita de 5 años. En mi tiempo libre me gusta quedar con los amigos, pero, ahora mismo, el tiempo que tengo se lo dedico, sobre todo, a mi hija. Los fines de semana, nos gusta ir a la Sierra. También por eso nos gusta vivir aquí, cerca de la A-6. A mi marido le gusta mucho el senderismo y vamos mucho a Cercedilla. Antes íbamos más con la perra. Ahora que la niña ya quiere andar es un poco más complicado, pero intentamos ir lo que podemos. Mis suegros tienen una casa en las Lagunas de Ruidera y nos vamos allí, pues tenemos un grupo de amigos bastante grande, aunque son todos de Madrid. Los dos somos de Madrid centro y, también por eso hemos acabado en Las Rozas.

Durante la pandemia hubo mucha gente que se hizo diferentes tratamientos, como aparatos o demás en la boca, aprovechando el uso de la mascarilla. ¿Este “boom” sigue existiendo o ya se ha vuelto a la normalidad?

Yo noté un boom en la pandemia, pero creo que hay más boom en general por los nuevos tratamientos que han salido. A mucha gente los brackets le pueden echar para atrás, sobre todo a los adultos. Pero desde que existen las nuevas alternativas de ortodoncia, con alineadores transparentes, que son más cómodos, más personas se tratan con ortodoncia, pues ya no es algo exclusivo para niños.

Es verdad que la gente, en pandemia, se trató más porque no se les veía tanto la boca, pero yo creo que es más por el tema de los nuevos tipos de aparatos que salen y que animan más a la gente a tratarse.

¿Te gustaría resaltar, para acabar, alguna especialidad más?

Tenemos una odontopediatra, algo que es una de las cosas que nos puede diferenciar, pues yo creo que no lo hay en todas las clínicas. No es común que en todas las clínicas haya un especialista de niños y hay muchas mamás que lo demandan.

EL ENTREVISTADO

EL ENTREVISTADO

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS SOBRE EL AUTOR

REPORTAJES Y ENTREVISTAS

EL ENTREVISTADO

REPORTAJES Y ENTREVISTAS