Inicio Actualidad Borja Niso: «Tocar el piano genera una emoción y una conexión mágica con mi yo interior»

Borja Niso: «Tocar el piano genera una emoción y una conexión mágica con mi yo interior»

0
Borja Niso: «Tocar el piano genera una emoción y una conexión mágica con mi yo interior»

Borja Niso, nacido en Madrid en noviembre de 1980, es ingeniero informático desde 2003 y tras dedicar más de 15 años a su propia empresa, un anuncio en 2015, le cambió la vida. El anuncio de la Lotería de Navidad fue el culpable de dar un giro completo en la vida de Borja, más concretamente al escuchar su banda sonora, el tema “Nuvole Bianche” de Ludovico Einuadi. 

En abril de 2016, una visita al Teatro Real de Madrid para asistir a un concierto del compositor italiano hizo que se enamorara de su música y se iniciara en el complejo mundo del aprendizaje del piano de manera autodidacta. Sin darse cuenta, no habían pasado ni tres semanas desde aquel concierto, cuando ya había compuesto sus dos primeros temas, ”Sonrisas y Lágrimas” y “La Tormenta Perfecta”. Él, lo define como “facilidad de aprendizaje”, acompañado de pasión, esfuerzo y dedicación. Y es que, desde que empezó a tocar el piano hasta hoy, no pasa un solo día en el que no dedique 3 o 4 horas a tocar el piano, llegando incluso a las 8 horas o más.

Hoy en día, podemos presentar a Borja como un profesional de la música, quien consigue disfrutar de su trabajo en cada paso que da y además hace que los demás también lo hagan. El próximo 6 de abril a las 19:30h, el Auditorio Joaquín Rodrigo, ubicado en la Avenida Polideportivo, 18 de Las Rozas, será el encargado de acoger a la compañía de Borja Niso con un tributo al gran compositor italiano Ludovico Einaudi. La compañía está formada por él como pianista, una cantante en el papel su voz interior (Beatriz Villar) y una actriz y bailarina que representa el papel de su alma (Cristina Gatell).

¿Cuáles son algunas de las piezas más destacadas del repertorio de Ludovico Einaudi que interpretas?

En este espectáculo interpretaré las piezas más conocidas de Ludovico Einaudi compuestas para piano solo. La pieza más importante para mí, la que me cambió la vida, “Nuvole Bianche” -nubes blancas en italiano-, es la pieza principal que, de hecho, cierra el espectáculo.

Interpretaré también “Una Mattina” y “Fly” que son la banda sonora de la película francesa Intocable. Además de “Experiencie”, “Divenire”, “I Giorni”… Haré un recorrido por las piezas más conocidas del gran Einaudi, intercaladas con algunas obras mías y todo ello enlazado a través de improvisaciones que fusionan todo el programa, para hacer el viaje más profundo y conectado.

¿Cómo seleccionáis estos temas y qué criterios seguís para ello?

Lo primero que hacemos cuando diseñamos un nuevo espectáculo, es crear un guion sobre lo que queremos contar, creamos la base de la historia, definimos las emociones que queremos que el público sienta en primera persona, la duración del espectáculo, el número de bloques a incluir, hacemos una gráfica de emociones para saber cuándo queremos subir y cuando bajar… y todo eso, lo trasladamos a un programa musical, escogiendo las piezas perfectas que compondrán el programa musical, porque al final, después de todo mis espectáculos no son conciertos de piano “al uso”, realmente son espectáculos sensoriales y experienciales, y lo que queremos es que la gente venga a vivir una experiencia alrededor del piano.

¿Qué es lo que más disfrutas de interpretar la música de Ludovico Einaudi?

La música de Ludovico tiene algo especial, lo mismo sucede con mi propia música. Cuando me siento y toco, se genera una emoción y una conexión con mi yo interior que es verdaderamente mágica. Sinceramente, cuando toco el piano siento una conexión que lo envuelve todo y me permite transmitir al público el amor que siento por la música de un modo que no sabría explicar. Es apasionante, hace tan solo unos años no me hubiera imaginado que algo así me pudiera ocurrir… sinceramente. 

¿En qué va a consistir el espectáculo? ¿Y qué se va a llevar de él el público?

Ludovico Musical Experience es un concierto de piano teatralizado donde, además del piano que no dejará de sonar durante los 120 minutos que dura el espectáculo, incorporamos una cantante en hace el papel de mi voz interior y una bailarina y actriz en el papel de mi alma. Son tres bloques de espectáculo en los que predomina el piano, acompañado de momentos donde se va contando la historia de lo que me sucedió ese 16 de abril de 2016, interactuando con mi alma y mi voz interior. Somos tres personas sobre el escenario y en los momentos de mayor intensidad, vamos jugando con las emociones del espectador entrelazándolas con el piano, a través de las diferentes obras seleccionadas, tanto de Ludovico como mías, con unas videoproyecciones espectaculares, que te dejan totalmente en shock.

“No es un simple concierto de piano, es un musical que cuenta mi historia, que cuenta mi vida de un modo como jamás me hubiera imaginado”.

Lo que pretendemos con este espectáculo, es que la gente persiga sus sueños, que el público me vea como un ejemplo real de, cómo un ingeniero informático, alejado de la música, sin conocimientos previos de música y solfeo, ha podido llegar a ser compositor, músico, pianista y vivir de crear espectáculos y emocionar a la gente a través de su propia música. Lo que buscamos es que la gente encuentre su propósito de vida y, de hecho, ya ha ocurrido en algún concierto, espectadores, que meses después de asistir a un concierto me han escrito diciendo que se han lanzado a cumplir su sueño y eso para mí es un regalo.

¿Habéis actuado alguna vez en Las Rozas?

Pues la verdad es que no, es la primera vez que actuamos en Las Rozas y te diría que la segunda vez que actuamos en Madrid, algo sorprendente siendo madrileño. Llevamos 3 años de gira por España, más de 382 conciertos y 75 mil espectadores y, después de Aranjuez en 2023, Las Rozas acogerá mi segundo y único concierto en Madrid este año 2024. La verdad que me encantaría poder actuar en todos los municipios de Madrid. Es un espectáculo muy bonito que todo el mundo debería tener la oportunidad de ver, sentir y disfrutar.

Estamos es una carrera de fondo en la que poco a poco nos vamos dando a conocer y creo que todo llegará cuando menos nos lo esperemos. Desde aquí quiero dar las gracias al Ayuntamiento de las Rozas por darnos esta oportunidad. Sin lugar a duda, ha sido regalo para mí y todo mi equipo.

«Para mí la música es arte puesto a disposición de los sentidos a través de un canal de expresión gracias a la infinitud de matices que nos aporta el piano»

¿Hay alguna anécdota/reacción del público que les haya sorprendido o conmovido especialmente en alguna actuación?

Recuerdo bastantes anécdotas a lo largo de estos años, y algunas me han conmovido especialmente. Muchos espectadores me escriben, incluso, meses después de ver el espectáculo, comentándome que siguen en shock, que “no se les va de la cabeza”, que siguen dándole vueltas a lo que vivieron y que ha sido una de las “experiencias más bonitas de sus vidas”. 

Recordando momentos en los que me he emocionado, recuerdo una anécdota en Alicante hace año y medio, cuando conocí a mi fan “más pequeñita”. Al acabar el concierto se acercó una niña muy pequeña, me tiró de la chaqueta y me dijo: “hola Borja, creo que soy tu fan más pequeñita, tengo 4 años y me ha encantado”. Imagínate mi cara cuando veo a una niña con tan solo cuatro años, tirando de mi chaqueta, pidiéndome una foto y diciéndome que había disfrutado mucho del espectáculo… Me hizo muchísima ilusión, le di un abrazo y me hice una foto con ella y sus papás… es un momento que guardaré siempre en mi corazón. Me parece increíble que consigamos hacer sentir estas emociones, incluyo en niños/os tan pequeños, es cierto que no es lo habitual, pero ese momento fue mágico.

Otra vez en Granada, el año pasado, cuando acabó el concierto se acercó un hombre de mediana edad pidiéndome que si por favor podía ir a saludar a su madre que iba en silla de ruedas. Le dije que por supuesto y me acerqué a la mujer. Cuando llego hasta ella y me arrodillo para saludarla, me agarra de la mano y me dice, entre lágrimas, que el concierto había sido el momento más bonito de toda su vida, y me daba las gracias por haberle permitido vivir esa experiencia con sus 8 hijos, nietos y demás familia. Imagínate mi cara, me puse a llorar y mirándole a los ojos le dije que me había hecho el regalo más bonito de toda mi vida. Que una mujer de 98 años te diga que ha sido el mejor día de su vida, después de todo lo que habrá tenido que vivir. Sinceramente no tengo palabras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí