Daniel Casanueva
De izq. a drcha.: Daniel Casanueva, Laura Hernández, Gonzalo Sanz, Blanca Hernández y Marcos Benito. (Rondas clasificatorias antes del Covid y de la fase final)

La última edición de la Liga Nacional de Debate Escolar se ha realizado en formato online a causa de la situación sanitaria derivada del coronavirus. El equipo del IES José García Nieto, formado por Laura Hernández, Marcos Benito, Blanca Hernández y Gonzalo Sanz, ha obtenido el tercer premio en una competición en la que han participado más de 280 jóvenes de entre 15 y 18 años.

De su formación, se encarga la asociación TRIVIUM, en la que trabajan como formadores Jimena Manzanedo y Daniel Casanueva. Hemos entrevistado a Gonzalo, Marcos y Daniel, que nos han contado todos los detalles sobre este gran éxito que supone un gran orgullo para todos los roceños.

¿Qué os ha hecho sentir este tercer premio que ha obtenido el IES José García Nieto en la Liga Nacional de Debate Escolar?

Gonzalo Sanz: Se sienten muchas cosas, después de lidiar con la presión del debate durante semanas, es muy gratificante ver los buenos resultados. Sentí sobre todo satisfacción; primero a nivel personal, porque fue un medidor importante de dónde estoy y a dónde puedo llegar; y satisfacción por haber puesto a mi instituto en el mapa del mundo del debate. 

Marcos Benito: La verdad es que mucho orgullo y satisfacción por el trabajo que hemos realizado. Éramos un equipo que no habíamos debatido nunca juntos, y haber conseguido este puesto, siendo además el único instituto público y el único centro roceño participando en el torneo es algo de lo que estar orgulloso.

Daniel Casanueva: Pues muchísimo orgullo porque al final es la materialización de un duro trabajo que llevamos haciendo bastantes años y que viene poquito a poco consolidándose en los premios que han ido ganando los chavales. Viene, además del buen trabajo, no solo de la asociación, en la que hemos puesto mucha ilusión sino también del Instituto, que ha apostado por el Debate; y el Ayuntamiento de Las Rozas que lo lleva haciendo 8 años. Pero, sobre todo, los propios chavales que han trabajado un montón.

¿Qué es Trivium Debate y qué hacéis en esta asociación?

Daniel Casanueva: Pues somos una escuela de oratoria y debate y tratamos de llevar a la educación secundaria unas habilidades que son muy importantes y que, en nuestra opinión, no tenían el suficiente peso en el currículum académico. Por un lado, tratamos de conseguir que los alumnos mejoren sus capacidades de comunicarse y de hablar en público y por otro lado, que mejoren sus capacidades argumentativas y de pensamiento crítico.

Todo esto lo hacemos a través del debate escolar, que es un formato que permite la reflexión y la confrontación de ideas, dentro del respeto por los compañeros, pero, además, que se puedan formar sobre el debate que se plantea, una opinión bien fundada y con criterio.

Debate final regional en el que se clasificaron para la Liga Nacional de Debate Escolar

El debate es algo fundamental en cualquier ámbito, especialmente en el laboral

¿Por qué os gusta debatir? ¿Creéis que es bueno para vosotros hacerlo?

Marcos Benito: Yo empecé en esto del debate con 13 años como una actividad extracurricular perteneciente a la asignatura de lengua. Desde entonces, he desarrollado mi capacidad para hablar en público, de pensar de una manera crítica, de improvisar y de desenvolverme de una manera abismal. Esto es fundamental en cualquier ámbito, especialmente en el laboral. Es más, yo ahora estudio Relaciones Internacionales y Ciencia Política y Gestión Pública en parte motivado por mi pasión por la oratoria y el debate.

Además, mis formadores siempre me han transmitido esta pasión por el debate y me he acabado contagiando de ella. La Asociación Trivium hace un gran trabajo, nuestros formadores de verdad viven por el debate y la comunicación, y eso se nota.

Gonzalo Sanz: Me gusta debatir por muchas razones. Yo me pongo muy nervioso el día del debate, tanto que no puedo casi controlar los nervios, me dominan y lo paso mal en ocasiones. Sin embargo, todos mis nervios se anestesian cuando empiezo a hablar. Me gusta expresarme, mostrar mis ideas a un público.

Creo que la capacidad de capturar la atención de las personas con la palabra es algo valiosísimo. Conseguir que otras personas usen su tiempo en escuchar lo que tienes que decir porque lo dices bien y porque tienes cosas interesantes que contar me parece prácticamente un arte. Pero, además, gracias al debate aprendes a pensar de forma crítica, te das cuenta de que nada es blanco o negro y amplias un montón tu conocimiento. El debate es sin duda una herramienta qué a mí, me ayuda a madurar como persona e intelectualmente.

Daniel, ¿Cómo llega una persona a ser capitán y formador de un grupo de debate? ¿Tienes alguna formación especial que haya mejorado tus habilidades?

Daniel Casanueva: En la Asociación Trivium, que es una asociación de apasionados del debate y que quiere llevarlo a la educación secundaria, somos todos miembros de clubes de debate universitarios. Yo, en concreto, me he formado en derecho, en cuyo grado tienes que utilizar mucho el debate y la argumentación, pero todos venimos de esos clubes.  Entonces esa formación la hemos querido trasladar a los coles.

Este éxito fomenta ese orgullo roceño que tenemos que promover

La Liga Nacional de Debate Escolar es una competición en la que han participado más de 280 jóvenes de entre 15 y 18 años y sin duda para vosotros ha sido un éxito. ¿Qué significa esto para la ciudad de Las Rozas?

Daniel Casanueva: Es un pasito más, porque los centros escolares de Las Rozas tienen un gran nivel, en especial los Institutos José García Nieto y El Burgo, que tengo la suerte de entrenar y han ganado, yo creo que, casi todas las competiciones a nivel regional y nacional. Y esto es un paso más, porque es la liga nacional, en la que participaban de todas las provincias.

Para Las Rozas, sin duda, después de ocho años celebrando su propio torneo municipal y después de que sus colegios hayan conseguido ganar en reiteradas ocasiones el torneo de debate de la Comunidad de Madrid, conseguir alzarse con la Liga Nacional, pues supongo que es un orgullo para todos los vecinos y que además fomenta ese orgullo roceño, que tanto se trata de promover.

El tema del debate de esta Liga Nacional ha sido si, en vista de la situación sanitaria ocasionada por el COVID-19, debería existir un derecho de los padres a no llevar a sus hijos al colegio. ¿Cuáles son vuestras opiniones al respecto?

Gonzalo Sanz: Es un tema complicadísimo en mi opinión. Como ocurre en todos los torneos, comienzas con una postura más o menos definida y como tienes que prepararte una línea argumental a favor y otra en contra, terminas dándote cuenta de que ambas posturas son igualmente entendibles. Yo opino que si estamos ante un choque de derechos fundamentales (como es el caso ahora: educación y salud) el Estado ha de ser el mediador. Creo que es el mejor preparado para tomar estas decisiones, aunque también creo que de algún modo el Estado debería contemplar las excepciones. Cada unidad familiar es diferente y aplicar un mandato general funciona solo hasta cierto punto si no se tienen en cuenta estas excepcionalidades.

Marcos Benito: El hecho de haber preparado ambas posturas (a favor y en contra) de esta cuestión para el debate, hace que tenga una visión más abierta acerca del tema. Personalmente, creo que corresponde al Estado esta decisión, ya que la opinión parental puede estar sesgada por su ideología y otras fuentes de información subjetivas, aunque también pienso que son los padres los que mejor entienden la situación individual, de cada familia, y que también deberían tener voz en esta decisión.

Daniel Casanueva: Es un tema controvertido, cuando unos profesionales como los organizadores de este debate proponen un tema, lo seleccionan porque se pueden defender bien ambas posturas. Al final, depende de la ideología de cada uno. Podemos defender, por un lado, y así lo han argumentado los chavales muy bien, que es un derecho que corresponde a las familias porque son los que mejor saben la situación que les rodea. Esa podría ser una postura.

Pero, por otro lado, el Estado es quien tiene más posibilidades de contar con una opinión científica, comités, etc, que les permita ser ellos, quiénes tomen la decisión mejor fundamentada.

El debate fomenta la mentalidad para informarse y llegar a fuentes fiables y detectar donde están los bulos y las falsas noticias

Las Rozas es un municipio pionero en la promoción del debate en los centros escolares, siendo el único que organiza una liga interna abierta a todos los centros educativos. ¿Crees que es importante que los jóvenes desarrollen el pensamiento crítico? Si es así, ¿porqué?

Absolutamente. Porque ahora en esta época de reflexiones en 140 caracteres de Twitter, de reflexiones cortas y de muchísima información que se tiene procesar en tan breve espacio, se produce una gran contradicción. La época, en la que tenemos más acceso que nunca antes en la historia, a la información, es la época de la desinformación y lo que permite el debate, gracias a la mentalidad de informarse y de llegar a fuentes fiables, es darles herramientas a estos chavales para conseguir detectar donde están las falacias, los bulos y las falsas noticias y por tanto a seleccionar información de calidad. Por eso es una herramienta tan importante para ellos, para poder desarrollar su pensamiento crítico.