comercio local
Medidas de seguridad en Las Rozas Village

Ante la inseguridad económica provocada por la crisis del coronavirus, el Ayuntamiento de Las Rozas lleva desde el mes de marzo estableciendo medidas a favor del comercio local y de proximidad. De esta forma, se trata de paliar en la medida de lo posible los efectos negativos que ya acarrea la actual crisis.

El Consistorio ha desarrollado líneas de trabajo en diferentes frentes. Algunas de ellas, son la implantación de protocolos de seguridad o la ampliación de superficies de terrazas y lugares públicos. Además del trabajo en el centro de atención al vecino, que conlleva medidas pioneras como las cámaras termográficas o la distribución de material sanitario. Todo ello para garantizar la seguridad de los roceños durante esta Fase 1 y las fases venideras.

José de la Uz, alcalde de Las Rozas, explica el compromiso con los comerciantes:

“Desde el Ayuntamiento estamos tratando de acompañar a todos los comerciantes en su adaptación a esta situación, ayudarles a que sus medidas de seguridad se sitúen en los estándares más altos posibles, porque estamos convencidos de que es fundamental generar confianza en el consumidor. La seguridad total por ahora no existe pero sí queremos hacer todo lo necesario para que esta sea lo más alta posible y que esto además se perciba por parte de los vecinos y clientes”.

1 millón de euros a disposición de los comercios de Las Rozas para mejorar la seguridad

El Plan Las Rozas Segura, se establece en base a tres áreas de trabajo: el plan de apoyo al comercio local, las ayudas económicas y fiscales y la protección higiénico sanitaria en edificios públicos.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Las Rozas aprobó el lunes 18 de mayo las “bases de Concesión de Ayudas para la adecuación Higiénico-Sanitaria por Covid-19, al tejido empresarial de Las Rozas de Madrid”. Está dotado con un millón de euros. Se distribuyen con 700.000 euros para locales destinados al comercio minorista, hostelería-restauración y otras actividades abiertas al público; y una segunda partida de 300.000 euros para centros y galerías comerciales.

El alcalde nos ha aclarado la motivación de estas ayudas:

“Esto supone en muchos casos la adecuación de los espacios de los comercios o de la forma de trabajar, la adopción de nuevos protocolos de higiene con desinfecciones continuas y medidas a disposición de los clientes… cada negocio debe hacer un esfuerzo concreto, adaptado a sus particularidades, y el Ayuntamiento debe ayudarle en ese proceso. En este sentido también hemos lanzado una campaña de promoción del comercio local, porque pensamos que ahora también es fundamental el apoyo de todos los vecinos a nuestras tiendas y comercios”.

También ha afirmado que es responsabilidad de todos:

“A ello hay que sumar la responsabilidad de todos los vecinos, que es fundamental para protegernos todos, individual y colectivamente. También apelamos a su comprensión con las circunstancias especiales en las que están trabajando los comercios de Las Rozas”.

Importes de las ayudas

Las ayudas destinadas a locales comerciales variarán entre 1.000 y 2.500 euros dependiendo de los metros cuadrados del local; mientras que las destinadas a galerías comerciales serán desde 20.000 hasta 100.000 euros, siguiendo los mismos criterios de superficie a subvencionar. Estos presupuestos se derivan a la prevención e higiene contra el contagio del Covid-19. Incluyen EPI´s, material de limpieza y desinfección, servicios de limpieza, instalación de materiales de protección, así como reformas derivadas de estas instalaciones.

Comercio de Las Rozas

Ayudas a PYMES y autónomos por valor de 3 millones de euros

Para el mantenimiento de la actividad económica en el municipio, el Consistorio de Las Rozas dotó con 3 millones de euros destinados a paliar los efectos de la crisis del COVID-19 en las PYMES y autónomos de la localidad. Aparte, la suspensión en el pago de tasas en espacios públicos, así como las citadas rebajas fiscales.

La cuantía de las ayudas se estableció por tramos, que dependían del número de trabajadores del solicitante y podían pedirse desde un mínimo de 2.000 euros para un empresario autónomo individual o microempresas con un solo trabajador, hasta un máximo de 8.000 euros para autónomos y pequeñas empresas con un número de empleados comprendido entre 10 y 25. El plazo para el envío de solicitudes finalizó el pasado 26 de mayo.

El Plan de Recuperación Económica

El Plan de Recuperación Económica está dedicando 26 millones de euros a familias, empresas y autónomos para amoriguar la reducción drástica de ingresos.

José de la Uz, nos ha contado cómo se está desarrollando este plan:

“Tras una primera fase en lo que lo más urgente ha sido atender las necesidades de los vecinos desde el punto de vista asistencial, tanto sanitario como social, y lograr que los servicios del Ayuntamiento se desarrollaran con normalidad desde el entorno digital, enseguida nos pusimos a trabajar en localizar las partidas necesarias para poner en marcha programas que favorecieran una recuperación económica lo más rápida posible”.

“Fruto de este trabajo el Ayuntamiento tiene una disponibilidad de hasta 26 millones de euros en la que se irán apoyando las diferentes iniciativas”.

Desarrollo en tres direcciones:

“El desarrollo del plan se está realizando fundamentalmente en tres direcciones. Por un lado en la asistencia social, que se ha reforzado y donde ya se están tramitando las primeras ayudas, que son para el alquiler de vivienda; por otro lado en el impulso económico a nuestras empresas, donde ya hemos realizado una modificación normativa para ampliar terrazas y permitir la instalación de comercios en el exterior, además de ayudas a pymes, autónomos y al comercio que también se están tramitando; y la tercera vía sería la generación de seguridad en el municipio y confianza en vecinos y visitantes, mediante una partida de ayudas específica, la creación de centros de atención al vecino seguros y un exhaustivo plan de limpieza y desinfección del municipio”.

Además, ha añadido que “la respuesta por parte de los vecinos está siendo estupenda, ya que hemos logrado actuar con agilidad y somos uno de los primeros municipios de España en lanzar una estrategia clara de recuperación. El Ayuntamiento debe sumar sus medidas de impulso al esfuerzo de todos los vecinos para lograr un cambio de tendencia lo antes posible”.

Comercio local en Las Rozas

Otras medidas del Plan

Durante todo el año 2020, se ha suspendido el pago de todas las tasas municipales de terrazas, ocupación de la vía pública, impuestos a vehículos industriales, así como las licencias de actividad, y se devuelve el equivalente a los días de confinamiento ya pagados.

Por otro lado, se lleva a cabo el descuento del 25% en el recibo del IBI, a todos los negocios de hostelería y comercios que estuvieran abiertos antes del confinamiento y que se comprometan a mantener su plantilla hasta el 31 de diciembre de 2020.

Del mismo modo, la rebaja del 25% también se aplica al Impuesto de Actividades Económicas de las empresas cuya recaudación afecta al Ayuntamiento.

Entre las medidas enfocadas a la reactivación de la actividad económica. Se pondrá en marcha un Servicio de Atención y Asesoría a pymes, autónomos y empresarios, a través de la Concejalía de Economía e Innovación y Educación.

Además, se destinará una partida de 500.000 euros, aproximadamente, a la promoción de Ferias en el municipio, que dejarán de pagar los precios públicos.

El sello ‘Covid Free’

Con el fin de facilitar a los comercios su reapertura y promover las compras seguras en Las Rozas, el Ayuntamiento, en colaboración con la empresa líder en inspección, análisis y certificación, SGS, han creado un sello de reconocimiento para los comercios libres de Covid-19.

Para obtener esta distinción, se han desarrollado una serie de medidas a cargo de especialistas en verificación y certificación que están avaladas por expertos en materia de salud y seguridad laboral. SGS supervisa que se lleven a cabo los estándares de higiene necesarios para evitar la exposición al virus. Aparte, realiza inspección de verificación y toma de muestras para evaluar la efectividad de los programas de limpieza y desinfección que se aplican.

Ampliación de terrazas y venta al aire libre para el comercio local

En cuanto a los comercios de restauración, la Junta de Gobierno ha aprobado unas nuevas bases de adjudicación de espacios públicos para permitir la ampliación de las ya existentes. Son de hasta un máximo de 500 metros cuadrados. De esta forma, bares y restaurantes cumplen con la nueva normativa. A causa de la nueva regulación, solo se permite una ocupación en las terrazas de los negocios de hostelería del 50%.

El alcalde, asegura que la reactivación del comercio y evitar la propagación del virus “son dos cosas que inevitablemente tienen que ir de la mano. El cumplimiento de las los estándares más altos en cuanto a medidas de higiene y protección en los comercios y la responsabilidad parte de los comercios y los vecinos es fundamental para la reactivación económica, porque es un elemento clave en la generación de confianza y por tanto la reactivación del consumo”.

Además, se permite al comercio local la posibilidad de trasladar su actividad al exterior para proporcionar al cliente una mayor sensación de seguridad. Todos aquellos negocios o comercios que deseen sacar a la calle su actividad pueden solicitarlo al Ayuntamiento. Desde la entrada en vigor de la Fase 1 de la desescalada, el pasado 18 de mayo, se permite la apertura de comercios y la actividad comercial en las calles. Siempre supervisada y con previa autorización de los técnicos municipales.

Los tradicionales mercadillos del Recinto Ferial y la explanada.

Desde el sábado pasado también abren los tradicionales mercadillos de Las Rozas. El Ayuntamiento ha establecido un estricto protocolo que garantice la seguridad en las compras en este lugar.

Los puestos estarán separados con una distancia mínima de 6 metros lineales y de 3 metros entre el lateral de un puesto y el siguiente. Además, la clientela deberá llevar mascarilla y situarse a dos metros del punto de venta para que el contacto sea mínimo. Dentro del puesto, las personas vendedoras deberán guardar entre sí una distancia mínima de 2 metros. Y se ha establecido un máximo de 3 vendedores por puesto. Se atenderá a un cliente por vendedor y deberán hacer uso de gel o soluciones hidroalcohólicas entre cliente y cliente. También está prohibido el autoservicio y dar a probar alimentos.