21.1 C
Las Rozas de Madrid
/ 28 mayo 2024

Sheila Blanco: «La gente me transmite experiencias muy personales y reveladoras después de cada concierto»

Sheila Blanco: «La gente me transmite experiencias muy personales y reveladoras después de cada concierto»

La cantante, compositora y comunicadora salmantina Sheila Blanco, ofrecerá un concierto este sábado en el Auditorio Joaquín Rodrigo a las 20.00 horas, en el que presentará su proyecto ‘Cantando a las poetas del 27’. Pondrá voz y armonía a los versos de Carmen Conde, Ernestina de Champourcin, Concha Méndez y otras escritoras desconocidas de esta memorable y censurada generación.

Su voz y su piano divulgarán la belleza y la intimidad de estos desconocidos poemas, escritos por mujeres que, después de un siglo de olvido, merecemos escuchar. El confeso amor que siente Sheila por la música, la ha llevado a investigar una gran cantidad de géneros, estilos, melodías y ritmos, para ahora, preparar su próximo proyecto centrado en el folclore iberoamericano. Su carrera, forjada en el Café Central y en los circuitos de jazz, se define por su labor divulgativa y de investigación musical. Ahora, nos regala una ocasión irrepetible de emocionarnos en el marco del otoño cultural de Las Rozas.

¿Cómo definiría el proyecto ‘Cantando a las poetas del 27’, que va a presentar en Las Rozas?

El proyecto lo diferencia todo, es la primera vez que se canta a estas poetas, a las que nadie conocía y que no han estado presentes en nuestro imaginario literario. La Generación del 27 es muy famosa por la cantidad de nombres maravillosos que tiene, pero por circunstancias históricas, a las mujeres que también estaban allí, se las enterró; se las relegó al ámbito privado, al hogar. Dado el régimen que hubo tras la Guerra Civil. Para mí, cuando hace cinco años conocí que había un montón de mujeres de esta generación, me emocioné muchísimo y quise trasladar a la gente esa emoción a través de hacer sus poemas canciones.

En los conciertos cuenta algunas experiencias o curiosidades sobre estas mujeres.

Sí. Trato de hacer una pequeña contextualización sobre ellas y sobre el poema que canto, para que la gente las conozca un poco. También proyecto sus ilustraciones y ofrezco otra manera de escuchar sus poemas.

El concierto es un homenaje a la Asociación Española Contra el Cáncer de Las Rozas, ¿Qué importancia tiene sumarse a este tipo de causas?

La tiene toda. Cuanto más podamos apoyar este tipo de asociaciones, que cuidan de la salud y de la investigación, mucho mejor. Cualquier acto que pueda traer a las personas un poquito de concienciación y un poquito de sumarse a este tipo de causas, yo creo que es muy importante. Nunca está de más.

Revisando su carrera discográfica vemos gran variedad de estilos. Folk, pop, tango, e incluso jazz y swing. ¿Cómo se definiría como compositora y cuál es el género en el que más cómoda se siente?

La versatilidad forma parte de mí y, musicalmente, es muy sobresaliente. Ahora mismo estoy muy centrada en la divulgación. Podríamos decir que la música es una, pero hay tantos estilos y tantas buenas canciones, que me atrae muchísimo la idea de meterme a conocer desde dentro todos esos estilos. A cantar esas canciones y a investigar. Las canciones…la melodía, los ritmos… Me definiría como música, cantante, compositora y divulgadora, pero sobre todo eso, como una amante de la música.

«La audiencia es capaz de conectar con el viaje musical que propongo y eso me hace muy feliz»

‘Puro Gershwin’ es un homenaje al compositor neoyorkino, y une estilos tan diferentes como la música sinfónica y la popular afroamericana. ¿Cómo nació este proyecto, que fusiona precisamente músicas de orígenes diversos?

‘Puro Gershwin’ fue una idea de Federico Lechner. Nos llamó al guitarrista Chema Saiz y a mí, porque quería hacer un homenaje a Gershwin, y a nosotros nos encantaba el compositor y nos encantaba la idea. Nació de juntarnos tres amigos. Empezamos a revisar nuestros temas favoritos; lo difícil fue hacer la selección porque hay tantos temas buenos e inspirados de swing… Así fue como decidimos grabar el disco, porque teníamos el repertorio montado, funcionaba muy bien y nos gustaba mucho.

Está ofreciendo varios conciertos en Madrid y Baleares. ¿Cómo es la experiencia del espectador es sus giras?

La verdad es que estoy contenta, porque siento que la gente es capaz de conectar con ese viaje que propongo. Propongo un viaje a través de la música y la poesía, que en realidad son dos artes bastante evocadores. Son capaces de hacernos viajar, de llevar la mente de las personas a otro sitio. Por un lado está la poesía, las imágenes poéticas, las emociones y, por otro lado, la música.

La verdad es que estoy muy feliz porque de verdad el camino se está haciendo al andar. En cada concierto hay experiencias que la gente me transmite, muy personales y muy reveladoras. Eso es lo que yo quería, que la gente realmente entrara en este viaje y que quisiese conocer a las poetas, que quisiese leerlas, y sobre todo es un viaje emotivo. Así que, esto es lo que se produce cada concierto, que nunca uno es igual a otro. Porque siempre depende mucho del público y de la energía de cada día.

«Es una lástima que la radio-fórmula esté centrada en un solo estilo»

¿Cuáles son sus planes más próximos sobre actuaciones en directo?

Voy a estar en Palma de Mallorca, en el Festival Rimbomba en Valencia, también voy a estar en Tenerife, en Lanzarote, y voy a hacer un concierto muy especial en Madrid capital, también en diciembre. Por último también voy a estar en Puig, en Valencia. Así que, hasta final de año tengo varios conciertos.

¿Cuáles son los músicos o grupos más interesantes que ha descubierto en los últimos meses?

La verdad es que intento estar conectada a lo que pasa, pero no escucho mucha música de la que sale ahora, lo que hago es revisar mucho, porque tengo la sensación de que hay muchos discos que no han llegado a mí, o que no he escuchado con la suficiente atención que merecen. Esos discos que me he dejado por el camino.

Reviso, más que descubro… Descubro también, pero no tanto talentos nuevos, talentos jóvenes o referentes, como cosas más antiguas. Referentes nuevos que estoy escuchando o que me gusten, Rosalía, por ejemplo, y me gusta revisar discos de Serrat, Maite Martín, Jordi Savall, que es una eminencia de la música antigua aquí en España, de música, por ejemplo de la Edad Media. Estoy escuchando también música sefardí, que me llama muchísimo la atención… Sí, quizá soy una Rara Avis, pero me parece que hay una gran cantidad de discos buenos que aún no he escuchado y me centro más ahí.

Ha colaborado con Warner, en Movistar Plus y en Los 40 en Anda Ya! ¿Qué opinión le merece la radio-fórmula actual y este liderazgo comercial del Reggaetón?

La verdad es que es una lástima que la radio-fórmula esté tan centrada en un solo estilo. A mí me encantaría que volviera a ser como cuando yo era una adolescente, que podías escuchar desde Marc Parrot, Bon Jovi, Noah… Había una variedad brutal en lo que se escuchaba en la radio, gente de muchos países y de muchos estilos. Ahora, me parece que está muy centrado en un solo estilo y en un perfil de artista, y no refleja para nada la música actual, la música que se está haciendo.

¿Qué importancia tiene para Sheila Blanco el Café Central?

La verdad es que el Central… cuando llegué a Madrid era un bar de referencia en el mundo del jazz. Yo quería cantar jazz y tuve la inmensa suerte de cantar allí. Actualmente sigo teniendo proyectos para volver a hacerlo. Es un lugar muy mágico, por la gente que ha tocado allí, por el lugar donde está, en pleno corazón de Madrid y es una suerte que tengamos un sitio así, porque hay tantos sitios que han cerrado en los últimos años, de jazz, que hay que cuidarlo y asistir y disfrutar de él.

¿En qué locales o cafés, a los que le guste asistir, se mueve actualmente el circuito de jazz en Madrid?

En mi opinión el Berlín es también un sitio de referencia. Es un sitio más nuevo, porque antes estaba en otra ubicación, pero también cuida mucho la programación, ofrece conciertos estupendos, jam-sessions… También está el Tempo Club, que hace conciertos muy buenos, Clamores… que recientemente está haciendo un ciclo de jazz maravilloso. Sí quedan lugares de música en directo de calidad, pero recuerdo que en los años 2000, esa década fue la década maravillosa en Madrid, en cuanto a variedad de estilos. Cuando estaba abierto todavía el Calle54 u otros, que me contaban amigos del jazz, como el Whiskey Bar… eran lugares de referencia. Pero lo importante es eso, que resistan y que se sigan abriendo sitios que apuesten por música en directo y de calidad.

¿Tiene una gran formación a nivel musical y escénico, cómo ha combinado esto con su profesión periodística y cómo decidió dar el paso de dedicarse a la música?

La combinación ha sido de una manera muy natural, porque en realidad yo siempre he estado vinculada con la música, desde pequeñita, cuando empecé a estudiar en el Conservatorio. Luego tuve grupos con amigos, que tocábamos las canciones que nos gustaban y, después, cuando vine aquí a Madrid a trabajar, seguía quedando por las tardes con amigos para hacer música.

Sí es verdad, que en un momento tuve que decidir si dedicarme al periodismo ocho o diez horas al día, que era lo que me exigía entonces trabajar en una radio, o intentar apostar por la música. Ahora tengo la suerte de seguir vinculada con el periodismo, a través de la radio, pero de una manera mucho más reducida. Mantengo colaboraciones, pero la mayor parte de mi tiempo la dedico a la música.

¿Cuáles son sus futuros proyectos a corto-medio plazo?

Ahora estoy montando un par de proyectos. Uno que va a seguir muy en la línea de la divulgación, la que tengo con las poetas del 27, que espero poder presentarlo para el año que viene. Y también me he juntado con un buen amigo, músico y guitarrista, que estamos, muy despacio, así a fuego lento, haciendo repertorio y preparando temas. Me hace mucha ilusión esto también porque me voy a meter, una vez más, en un estilo que casi no he revisado, y que me permite pegar un volantazo a lo que estaba haciendo hasta ahora. La verdad es que me hace mucha ilusión. Yo creo que ambos proyectos estarán presentes para el año que viene.

¿Nos puede contar cuál es ese estilo del nuevo proyecto?

Si, es una incursión en la música iberoamericana. Creo que, el tango es posiblemente lo que más nos ha llegado, pero esto busca músicas más cercanas al folclore, un folclore un poco más específico de cada país. Estamos buscando un poco, canciones, ritmos… Hay tantas canciones buenas que no se cantan y que están ahí, que hay que seguirlas y hacérselas llegar a la gente. También se puede dar una vuelta a la forma de cantarlas e interpretarlas. Creo que merecen mucho la pena esas revisiones, así que vamos por esa línea.

EL ENTREVISTADO

EL ENTREVISTADO

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS SOBRE EL AUTOR

REPORTAJES Y ENTREVISTAS

EL ENTREVISTADO

REPORTAJES Y ENTREVISTAS