Tras los devastadores efectos de la borrasca Filomena que llegó a suspender la actividad lectiva en los centros educativos del municipio, el Ayuntamiento de Las Rozas ha podido llevar a cabo un plan de actuación para subsanar las principales averías y desperfectos ocasionados por la nieve y el hielo. De esta manera y tras una evaluación, todos los centros públicos, así como concertados y privados de la ciudad estarán operativos para el próximo lunes 18 de enero, aunque la Comunidad ha retrasado la vuelta a las aulas hasta al menos el miércoles 20.

No obstante, es necesario mantener los trabajos de limpieza de nieve en estos centros educativos para que la accesibilidad sea óptima. Para ello, desde este viernes se están repartiendo una tonelada de sal para su uso en accesos, patios, pasillos y zonas sombrías de todos los centros educativos. Así, un total de 33 centros serán los que reciban 1.000 kilos de sal cada uno para eliminar el hielo.

Así lo ha indicado el alcalde de Las Rozas, José de la Uz, el cual ha explicado que “aun queda mucho trabajo por hacer” pero que el objetivo es “redoblar los esfuerzos y trabajar con los colegios, para intentar tenerlo todo listo”.

Revisión de desperfectos y dispositivo de limpieza

Por otro lado, el Ayuntamiento ha procedido también a revisar todos los desperfectos causados sobre estos centros educativos por el temporal para que la vuelta a clases sea lo más segura posible. Para ello, un grupo de técnicos se ha encargado personalmente de evaluar la zona y los daños en las instalaciones. En este sentido, se han tenido que retirar un tejado del colegio Los Jarales y un muro del colegio Los Olivos, que habían cedido a causa del peso de la nieve.

Entre otras de las actuaciones necesarias para esta reapertura han sido la limpieza de las vías y accesos rodados a los centros educativos públicos, privados y concertados que han sido llevadas a cabo por un dispositivo especial de 15 personas. También han trabajado en la limpieza de patios, pérgolas y accesos a los centros educativos, y habilitando zonas como pasillos, patios y estancias interiores de los colegios con el fin de que estén preparadas para la vuelta.

Todas estas acciones forman parte del Plan de Limpieza Viaria diseñado para despejar las calles de la ciudad. Este plan cuenta con un dispositivo de más de 20 retroexcavadoras, 4 camiones salero, 2 minicamiones y 1 dumper; además de un equipo de 20 conductores especializados y más de 60 operarios de campo para la limpieza y salado manual.

La Comunidad retrasa la vuelta hasta el miércoles 20

La Comunidad de Madrid ha aplazado la apertura de los centros educativos, prevista para este lunes, hasta el próximo miércoles, 20 de enero, ante la solicitud mayoritaria de los ayuntamientos por los numerosos problemas de accesibilidad a los mismos. Hasta el día de ayer, los 2.557 centros públicos y concertados de la región, en 1.474 había problemas en los accesos.

En consecuencia, la Comunidad de Madrid ha programado una vuelta a la actividad educativa presencial de manera escalonada, de tal manera que las clases presenciales se iniciarán el próximo miércoles para los alumnos de Educación Infantil, Primaria y Especial y de 1º y 2º de ESO. Por su parte, los alumnos de 3º y 4º de ESO y de 1º y 2º de Bachillerato, FP, Educación para Adultos y Régimen Especial que este año tienen una modalidad lectiva semipresencial por motivo del COVID-19, retornarán a la presencialidad un día después, el jueves 21 de enero.

Con el fin de reforzar la presencialidad en el aula, tan importante en estas etapas, en Educación Infantil, Primaria y Especial, la Comunidad de Madrid ampliará en 3 días el calendario escolar establecido inicialmente para este curso, y retrasará el final de curso.