20.2 C
Las Rozas de Madrid
/ 19 septiembre 2021

Iván Ferreiro: “Haremos un concierto seguro en Las Rozas, pero con show”

Iván Ferreiro: “Haremos un concierto seguro en Las Rozas, pero con show”

Iván Ferreiro es uno de los cantantes españoles de música indie más conocidos de nuestro país. En diciembre de 2019 lanzó el disco “Quince años entre canciones para el tiempo y la distancia”, un recopilatorio de sus últimos 15 años de carrera en solitario.

Este sábado 20 de febrero actúa a las 18:30 h en el Auditorio Joaquín Rodrigo de Las Rozas y nosotros hemos querido hablar con él.

Tu último disco es un recopilatorio de tu carrera en solitario, ¿ha sido fácil hacer la selección de esos temas?

La verdad es que de esa selección se ha encargado David Bonilla porque a mí me cuesta mucho decidir esas cosas. Sufro cuando tomo ese tipo decisiones. Yo solo pulí un poco al final.

¿Has echado de menos algún tema?

Yo creo que está muy bien. Para ciertas cosas creo que deben ser los demás los que decidan lo que les gusta. Yo tomo las decisiones en las giras, en lo que voy a tocar, los discos que voy a grabar, pero luego hay decisiones que no me gusta tomar. No me gusta decidir cuál va a ser el single del disco o cosas de ese tipo.

¿Qué acogida ha tenido el disco? Es un momento complicado para la promoción.

La verdad es que no tengo ni idea. Realmente este año era mi año de vacaciones. Sacamos el disco en una época de entrediscos para recordar a la gente todo los que habíamos hecho en estos últimos 15 años de carrera en solitario.

Muchos artistas dicen que han encontrado el tiempo y la inspiración para componer, ¿te ha pasado algo parecido?

No, a mí me ha pasado más bien al contrario. Sigo haciendo canciones y, por supuesto, sigo trabajando. Pero no estuve más inspirado. De hecho, estuve un poco bloqueado al principio.

¿Consideras que has ido evolucionando musicalmente?

¡Eso espero! Yo hago mi trabajo lo mejor que puedo y yo creo que sí que ha habido una evolución. Todos hemos evolucionado un poco.

¿Cuál ha podido ser ese cambio?

Cada año tengo unas obsesiones diferentes, trabajo con material diferente que me lleva a caminos distintos. Voy aprendiendo cada año, pero un problema de la música es que nunca llegas a aprender de todo. Es un trabajo en el que cuánto más aprendes, te das cuenta de que no sabes nada. Eso me gusta a mí, que nunca se acaba. Creo que toda la música se realimenta así misma. Es un diálogo continuo entre el público con las bandas, las bandas con el público, las bandas entre ellas, los músicos entre ellos…

Has puesto voz, junto a Andrés Suárez, a la banda sonora de la serie “3 caminos”. ¿Te hace especial ilusión teniendo en cuenta tu origen gallego?

Sí. Lo que más me gustó fue trabajar con Andrés. Habíamos coincidido varias veces y la verdad es que fue maravilloso tenerlo aquí en casa, trabajar juntos, cantar y decidir lo que íbamos a hacer. A mí me gusta mucho trabajar con los demás, disfruto un montón. Y por supuesto me ha gustado mucho trabajar con Andrés y poner voz a una serie.

Una serie filmada en Galicia. ¿Te has animado alguna vez a hacer el Camino de Santiago o entra en tus planes?

No soy yo mucho de hacer el Camino. Prefiero caminar por las calles. Es curioso porque mucha gente hace el Camino pero a mí me llama poco. Prefiero encontrarme a mí mismo en otro lugar.

Has dicho que te gusta colaborar con artistas y lo has hecho en muchas ocasiones, ¿te quedarías con alguna colaboración en especial?

No podría hacerlo. He hecho cosas muy chulas con gente a la que quiero muchísimo. Precisamente lo que me gusta de las colaboraciones es juntarme con gente. Muchas veces lo más bonito no es la canción sino el poder cantar con esas personas. Jamás he hecho una colaboración por la canción. Obviamente me importa, pero la canción me importa menos que las personas. Me gusta poder relacionarme con otros músicos y estar con ellos. Luego hay veces, que la canción sale más bonita o más especial. Me gusta mucho, por ejemplo, la colaboración que hice con Coque Malla, con Sidecars o Quique González. Pero eso es una cuestión de suerte porque suena muy guay, pero lo que me gusta es estar con los músicos y acercarme a su canción, a su mundo.

“En los conciertos que hicimos el verano pasado nos dimos cuenta de que es muy frustrante ser público y no poder levantarte”

El sábado 20 de febrero actúas en Las Rozas. A pesar del aforo reducido se espera una gran acogida, ¿qué podremos escuchar en este concierto?

Hemos estado pensando en cómo lo íbamos a hacer y hemos decidido que vamos a hacer un concierto seguro y por otro lado, un concierto con show. Vamos a cantar, pero también vamos a contar nuestra historia desde que me fui de Piratas hasta ahora. Queremos hacer un concierto muy bonito y que por otro lado, no haga falta levantarse para aplaudir o bailar. Creemos que tenemos un repertorio que nos va a permitir hacer un concierto en el que la gente esté sentada pero no se sienta frustrada por ello. Es a lo que aspiramos.

En los conciertos que hicimos el verano pasado nos dimos cuenta de que es muy frustrante ser público y no poder levantarte, poder cantar. Hemos escogido una serie de canciones que no son las canciones típicas que cantamos de normal en los conciertos. Creemos que es más interesante tocar otro repertorio distinto que creo que le va a gustar mucho a la gente. Vamos a trabajar con imágenes, con proyecciones y vamos a contar una serie de historias de nosotros, de algunas canciones, de la gente que nos acompaña… Estoy muy ilusionado con todo esto. A ver qué tal funciona pero yo creo que les va a gustar mucho.

Lo que no queríamos era hacer un concierto como los que hacíamos el año pasado. Hemos eliminado los hits. Por ejemplo, es posible que no toquemos “Turnedo” porque estamos buscando otras canciones. Esperamos emocionar desde otro lugar.

¿Vosotros desde el escenario sentís ese ambiente más frío o en cuanto arranca el concierto se disfruta igual que antes?

Es completamente distinto. Tienes que interiorizarlo. Yo puedo cerrar los ojos y dedicarme a cantar pero sí que lo notaba en el público y yo también lo sentí como público, yendo a ver conciertos como el de Love of Lesbian en acústico o viendo a León Benavente tocando con la banda y yo sentado. Yo quería un concierto donde la gente no se agobiase por estar sentada y queríamos saber cómo hacer música pop y que el que esté sentado disfrute de estar sentado con su mascarilla y no se sienta mal por no poder levantarse. Conseguir divertiros sin que os frustréis porque falta algo.

“Va a ser un lugar seguro”

Queremos reivindicar la cultura segura, ¿qué le dirías a aquellos fans indecisos que no saben si animarse al concierto?

Un concierto es algo muy complejo de montar más allá de la parte musical. Los conciertos desde siempre se construyen por muchísimas personas: los que montan escenarios, equipos… Son gente preparada para montar cosas muy concretas en muy poco tiempo. Hace unos años, un mánager me explicaba que a él le gustaba mucho la idea de llegar a un descampado donde no había nada y construir un escenario, un recinto donde iba a pasar algo muy emocionante y luego iba a desaparecer. Entonces yo, si hay un sector en el que confío plenamente, ese es el sector de la industria musical. No creo que haya ningún otro sector que vaya a hacerlo mejor que ellos.

Va a ser un lugar seguro porque estamos acostumbrados a muchos protocolos. Yo animo a la gente a que vaya pero, de todas formas, también es una época rara y si alguien no quiere salir de su casa lo entiendo perfectamente. Nosotros estamos haciendo algo para animar a la gente que le apetece salir y ya les digo que va a estar todo perfectamente preparado.

spot_img
spot_img
spot_img

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS