21 C
Las Rozas de Madrid
/ 27 septiembre 2021

Así será el nuevo centro medioambiental de La Talaverona: huertos urbanos, aula de naturaleza y área de interpretación

Así será el nuevo centro medioambiental de La Talaverona: huertos urbanos, aula de naturaleza y área de interpretación

Los vecinos de Las Rozas tendrán a su disposición en pocos meses un nuevo centro medioambiental cuya función principal será la puesta en marcha de diversas actividades para facilitar a los vecinos un mayor disfrute del entorno natural del municipio, un mejor conocimiento del mismo, una cultura medioambiental más profunda y una mayor educación en los valores de respeto por el medio ambiente en la Finca de La Talaverona.

El centro contará con una zona destinada a huertos urbanos, otra dedicada a la reproducción de especies autóctonas arbóreas, de interés municipal o en peligro de extinción, junto a un pequeño edificio destinado a laboratorio, un arboreto y un área con senderos de interpretación de la naturaleza, un aula que albergará diferentes actividades formativas y otro que funcionará como centro de interpretación, además de la antigua pajarera que también se rehabilitará.

Todas las construcciones serán el resultado de la rehabilitación de los edificios existentes actualmente en la finca de La Talaverona, que se encuentran abandonados pero cuyo estudio de viabilidad de rehabilitación arquitectónica ya se ha realizado con resultado favorable.

Una instalación sostenible y respetuosa con el medio

El proyecto se enmarca en la conocida como Finca de La Talaverona, una zona con referencia catastral propia adyacente a la de la Dehesa de Navalcarbón. Ambas fincas suman una superficie total en torno a las 120 hectáreas y cuentan con una estricta protección medioambiental que, como no puede ser de otra forma, se respeta escrupulosamente dentro las 1,8 hectáreas que ocupará el nuevo centro.

Así, los técnicos del Ayuntamiento han diseñado un proyecto que, junto a la aplicación de soluciones de bajo impacto para la obtención de energía,  la gestión sostenible del agua para el riego o el uso de soluciones arquitectónicas que lo integren con el medio, descarta completamente tanto la aplicación de asfalto en ninguna zona, ya sea interna o de acceso, como la retirada de cualquier ejemplar de árbol o arbusto entre otras muchas medidas de protección medioambiental. Así, el propósito es la revalorización y mejora de la riqueza ambiental de la parcela en la que se ubica, donde se introducirán nuevos ejemplares.

“El nuevo centro es exquisitamente respetuoso con el entorno en el que se encuadra, como no podía ser de otra forma en una instalación destinada a fomentar los valores de aprecio y respeto por la naturaleza y el medio ambiente. La iniciativa trata de dar respuesta a una demanda vecinal y estamos convencidos de que redundará en un mayor respeto y disfrute por parte de los vecinos de nuestro magnífico entorno, y por tanto será beneficioso también para la naturaleza. Como equipo de gobierno estamos muy orgullosos de este proyecto”, ha declarado el alcalde de Las Rozas, José de la Uz.

“Gracias a esta instalación no solo buscamos los objetivos lúdicos y educativos del nuevo centro, sino que también lograremos recuperar una zona degradada actualmente mediante la rehabilitación de los edificios existentes –en malas condiciones, llenos de pintadas y usados para botellones a pesar de estar en una finca cerrada-, y mediante  el fomento del valor natural de la zona con la plantación de nuevos ejemplares arbóreos en una zona que actualmente es de baja densidad vegetal en comparación con la dehesa adyacente”, ha añadido el concejal de Medio Ambiente, Jaime Santamarta.

El proyecto, cuya primera fase se puso en marcha a finales del mes de julio, fue aprobado por la Junta de Gobierno tras obtener la aprobación de la Consejería de Medioambiente de la Comunidad de Madrid, y pasar por el control de los grupos políticos de la oposición en hasta 6 comisiones informativas de servicios al ciudadano y vigilancia de la contratación. Supondrá una inversión total de 714.178,27 euros, financiados parcialmente a través de los fondos FEDER europeos aprobados de los que es beneficiario el Ayuntamiento de Las Rozas.

Huertos urbanos accesibles y gestión sostenible del agua

Esta primera fase del proyecto que ya ha arrancado está destinada a crear las acometidas de suministros necesarias para todo el centro, así como la zona de huertos urbanos y las instalaciones necesarias para los mismo. Una vez terminada, previsiblemente este otoño, esta zona contará con 79 huertos, cinco de los cuales se destinarán al programa de Educación Ambiental del Ayuntamiento y el resto se pondrán a disposición de los vecinos.

Los huertos se diferencian en dos tipologías: 66 huertos individuales o para familias que consisten en elementos prefabricados en altura, de modo que personas mayores o con discapacidad también puedan hacer uso de los mismos, en lugar de tener que hacer plantación directa sobre terreno. Y 8 huertos colectivos sobre el terreno. Además, todos los itinerarios de circulación de personas se han diseñado cumpliendo con el código técnico en su apartado de accesibilidad para que todas las zonas de los huertos sean accesibles a través de rampas.

En cuanto a la gestión del agua, los propios huertos prefabricados cuentan con un sistema que recoge las aguas infiltradas para que, a través de un sencillo bombeo manual, pueda reutilizarse junto con el arrastre de nitratos de vuelta al huerto. Además, el proyecto recuperará una antigua piscina disponible en la parcela para convertirla en aljibe y distribuir el agua a los huertos. Este aljibe se nutrirá de las aguas blancas de todo el complejo, que serán recogidas por un digestor ubicado en la parte más baja de la finca, filtradas mediante gravas y recirculadas al aljibe para su posterior distribución a los huertos.

Gran interés vecinal en el proyecto

Desde que se conocieron las primeras informaciones sobre este proyecto la concejalía de Medio Ambiente ha recibido un gran número de correos interesándose por los huertos urbanos y solicitando información sobre cómo acceder al uso de los mismos. Los parterres, una vez finalizados los trabajos, se pondrán a disposición de los vecinos que hayan presentado la solicitud que se creará a tal efecto, y tras el cierre del plazo que se establezca en su momento se procederá al sorteo público de los mismos.

En cualquier caso, desde el Ayuntamiento se informará puntualmente, a través de todos los canales habituales, tanto de los trámites necesarios para su solicitud como de los plazos que se establezcan una vez finalizadas las obras.

La promoción de la cultura medioambiental, el principal objetivo

Junto al aspecto lúdico del proyecto, es prioritario en el enfoque del mismo la parte formativa y de fomento de la cultura de respeto por el medio ambiente. En este enfoque los huertos urbanos jugarán un papel importante, pero se desarrollará fundamentalmente en la segunda fase de construcción del centro, que se acometerá previsiblemente en la próxima primavera.

Es en esta segunda fase cuando se afrontará la rehabilitación de los edificios ya existentes para crear un aula educativa, un centro de interpretación de la naturaleza, un laboratorio de recuperación de especies arbóreas, además del edificio de almacenes y aseos. En el aula se desarrollarán diferentes actividades tanto con el ecosistema educativo de Las Rozas –cabe recordar que se trata del municipio de España con mayor número de Ecoescuelas- como dirigidas a vecinos de todas las edades y diferentes colectivos. Estas actividades tendrán fundamentalmente un contenido formativo o divulgativo.

En cuanto al centro de interpretación que albergará otro de estos edificios, su misión fundamental será la de divulgar el conocimiento del entorno natural en el que se enmarca el municipio y de la naturaleza en general, fomentando los valores de respeto del mismo. Este centro se completará con una serie de sendas guiadas exteriores, que generarán varios recorridos a través de los cuales se podrá conocer un poco mejor nuestro medio ambiente a través de un arboreto municipal.

Abierto a todos los vecinos y de gestión municipal

Estas sendas guiadas, así como la mayor parte de la instalación, serán abiertas y accesibles a los vecinos en todo momento durante el día –exceptuando aquellas partes en las que los motivos de seguridad lo desaconsejen-. “Esta es parte de la filosofía de un centro que persigue generar valor con la menor intervención posible, respetando los caminos y accesos actuales de la zona y abierto totalmente a los vecinos tanto desde el punto de vista de diseño del proyecto, como del disfrute del mismo por parte de todos los roceños una vez terminado”, explica Santamarta.

Tanto el propio concejal de Medio Ambiente como el personal técnico del área han mantenido contacto permanente con los vecinos y las asociaciones de Las Rozas interesadas en el proyecto para su diseño, que toma como ejemplo otros centros como el CENEAM –el Centro Nacional de Educación Ambiental, ubicado en Valsaín-. Además, en las últimas semanas el responsable del área ha tenido ocasión de reunirse con cuantos vecinos así lo han solicitado con la intención de explicar en profundidad este proyecto tan importante para el municipio y seguir recabando sus propuestas y opiniones.

“En estas últimas reuniones hemos recogido alguna sugerencia que nos ha parecido interesante y que hemos decidido trasladar al proyecto final. Se refiere en concreto al pequeño aparcamiento para 14 coches y un autobús, de tierra y cerrado con talanqueras de madera y barrera. Estaba contemplado en el proyecto inicialmente pero, tal y como anuncié a principios de agosto, fue eliminado del mismo a petición de algunos vecinos de la zona y se procederá a la reforestación de la actual explanada existente manteniendo exclusivamente acceso a los servicios de mantenimiento forestal, bomberos y protección civil”, afirma el concejal.

Por último, en cuanto a la gestión del centro, cabe destacar que se llevará a cabo directamente por personal del Ayuntamiento adscrito a la Concejalía de Medio Ambiente, y que por tanto no está prevista la convocatoria de ningún concurso para la externalización de la misma. Si cabe en el futuro la contratación de proveedores externos para la puesta en marcha de actividades concretas dentro de las mismas, ya que el objetivo es convertirlo en un centro dinámico con una gran oferta de contenido para todos los vecinos.

Oposición

El proyecto ha despertado mucho interés en las últimas semanas y un grupo de vecinos ha mostrado su rechazo a algunos aspectos del proyecto, y lo ha hecho principalmente a través de la red social Twitter.

También la oposición se ha pronunciado en las últimas fechas:

El PSOE de Las Rozas ha solicitado, mediante un escrito dirigido al concejal de Medioambiente, la paralización de las obras del proyecto. La portavoz socialista, Noelia González, cree que “la ejecución de estas obras en pleno mes de agosto, con gran celeridad y con la intervención de gran maquinaria, no ha hecho más que aumentar la alarma e incertidumbre entre los vecinos, a lo que habría que sumar la falta de protección del arbolado de la zona y de los terrenos anexos a la finca de la Talaverona”.

González ha recordado “los puntos más polémicos de esta obra, desde la instalación de dos aparcamientos uno para el personal y otro para autobuses y vehículos de escuelas y visitantes en plena zona verde, la Dehesa de Navalcarbón, junto con un vallado perimetral; instalaciones generales de saneamiento, fontanería, electricidad, alumbrado, hasta pérgolas de madera; sistemas de canales al descubierto para abastecimiento de agua a los huertos urbanos”. Exigen un proyecto mucho más reducido y que se explique detalladamente la configuración final de espacio natural.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal de Unidas por Las Rozas, Patricia García Cruz, visitó el pasado 16 de agosto la zona de la finca de La Talaverona. Después envió un comunicado en el que reflejaba “la preocupación que estas actuaciones están generando entre vecinos y vecinas de la zona” y reclamó al gobierno “información pública transparente sobre las obras, el proyecto de gestión posterior y los servicios que se van a prestar desde ese nuevo espacio, diálogo fluido con los vecinos y que se garanticen las medidas de protección de la vegetación que contempla el proyecto, especialmente respecto al arbolado, y seguridad de que no se interrumpirá el paso por esa zona”.

Por su parte, C’s Las Rozas también se ha pronunciado al respecto, como en este video que colgó el portavoz Miguel A. Sanchez de Mora en Twitter:

También VOX ha solicitado la retirada del proyecto “hasta consenso entre grupos políticos y vecinos”.

Entrevistado por este medio el pasado 5 de agosto, el concejal de medio ambiente de Las Rozas, Jaime Santamarta, explicó el proyecto con detalle y, al ser preguntado por la polémica suscitada y por la opinión de la oposición, añadió:

“La oposición ha ejercido su función de control al gobierno a través de las comisiones de servicios a la ciudad y vigilancia de la contratación. En todo momento se les ha informado acerca de sus preguntas y dudas, no habiendo manifestado oposición al mismo. Además, son conocedores de su publicación en la plataforma de contratación del estado hace meses, a la cual puede acceder cualquier ciudadano de manera transparente. Asimismo, en las últimas semanas nos hemos reunido con UPLR, PSOE y CS, que nos han pedido ampliación de información a tenor de las manifestaciones en redes sociales de las últimas semanas. En ningún momento sus portavoces han comunicado estar en contra del proyecto, sino todo lo contrario.”

spot_img
spot_img

COMENTARIOS

  1. ¿Un grupo de vecinos? TODAS las asociaciones medioambientales de Las Rozas, más de 5000 vecinos (y habrá muchos más según se vayan enterando porque lo hicierin tido conpremeditación y alevosia, comenzaron en agosto, cuando en Las Rozas no había NADIE) . Este artículo falta a la verdad.
    Y por favor, no silencien también aquí, porque esto parece ya una mafia en vez de un pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS