15.8 C
Las Rozas de Madrid
/ 27 septiembre 2021

Samuel Bronston: Las Matas, plató de Hollywood

Samuel Bronston: Las Matas, plató de Hollywood

El productor de cine estadounidense, nacido en Izmaíl (actual Ucrania) el 26 de marzo 1908, Samuel Bronston, tenía parentesco familiar con León Trotski y procedía de una familia de granjeros judíos que, antes de la revolución rusa, emigró a Francia. Su nexo con el mundo del cine se inició en París tocando la flauta en las salas como acompañamiento de películas mudas. Más tarde, se dedicaría a la contratación y exportación de películas estadounidenses para su distribución en el circuito francés. Hasta que, a mediados de los años treinta consiguió un trabajo como productor en las grandes compañías de Hollywood (Majors), que dominaban la industria cinematográfica del país.

Durante unos años mantuvo ese trabajo hasta que, en 1941, creó su propia productora ‘Samuel Bronston Productions, Inc’, bajo la que produciría su primera película, The Adventures of Martin Eden, titulada en España ‘Como en un espejo’. Después de producir varias películas más en Estados Unidos, se trasladó a España en 1959, para preparar la coproducción con Suevia Films, de Cesáreo González, de la película El Capitán Jones.

Para el rodaje de este filme se pidió autorización al Gobierno de España para la realización de escenas en el Trono y salones del Palacio Real de Madrid y el permiso fue concedido. Ha sido la única ocasión en la que se ha permitido utilizar el Trono real para un rodaje y fue, Bette Davis, interpretando a Catalina de Rusia, la protagonista de estas escenas.

Algunas fuentes señalan que, para este rodaje, se obtuvo financiación de Pierre S. Du Pont, que necesitaba desbloquear divisas generadas por las inversiones en España de una empresa química de su propiedad. Además, las facilidades proporcionadas por la legislación española, ofrecerían a Bronston unas condiciones óptimas para desarrollar sus producciones en nuestro país.

Los estudios Samuel Bronston en Las Matas

Su llegada a España viene marcada por la búsqueda de localizaciones y facilidades para llevar a buen término sus películas, y con el tiempo acabo montando un auténtico imperio cinematográfico.

En 1961, después de producir ‘Rey de Reyes’ y ‘El Cid’, eligió Las Matas como principal emplazamiento para montar grandes decorados y grabar exteriores. Aquí se rodaron superproducciones como ‘55 Días en Pekín’ (1963) o ‘La Caída del Imperio Romano’ (1964), en las que participaron grandes estrellas del momento como Charlton Heston, Ava Gardner, David Niven, Stephen Boyd, Sophia Loren o Christopher Plummer, entre otros.

En este barrio roceño, compró varios terrenos para la creación de decorados. El lugar estaba situado muy cerca de Las Matas, en lo que hoy es el Parque Residencial Nuevo Club de Golf y a poca distancia de la A-6 dirección Torrelodones.

Un gran equipo de profesionales y técnicos se pusieron al servicio de Samuel Bronston para las producciones posteriores. Allí se encontraban entre otros, Jaime Prades, uno de los máximos responsables de ‘Samuel Bronston Productions, Inc’; los guionistas Philip Yordan y Bernard Gordon. –que posteriormente crearon los Estudios Madrid 70 en la localidad madrileña de Daganzo-, decoradores y fotógrafos. La lista completa de películas que se rodaron fue: ‘Rey de reyes’, ‘El Cid’, ‘55 días en Pekín’, ‘La caída del Imperio Romano’ y ‘El fabuloso mundo del circo’.

Los vecinos de Las Rozas

El rodaje de películas benefició también a muchos vecinos de Las Rozas, que participaron en ellos, tanto en la construcción de decorados, como trabajando de figurantes y extras en las filmaciones.

Uno de ellos fue Mariano Bravo, un albañil, que ya jubilado, recordaba en 1995, con motivo de una exposición en Las Rozas sobre Bronston, aquellos momentos. “Dejé mi trabajo en Madrid para trabajar en el cine. Pagaban el doble que en otros sitios (unas 200 pesetas) y había muy buen ambiente. Recuerdo que me puse morado a hacer leones de escayola. En todas partes tenía que poner uno. Fue un trabajo duro, pero divertido”.

La hija del productor, la cantante Andrea Bronston, que vivió desde los cuatro años en Madrid expresaba sobre Las Rozas que “Para mi padre este pueblo fue un sitio entrañable que reunía las condiciones para instalar toda la parafernalia que utilizaba durante el rodaje de los exteriores. Siempre fue un enamorado de Las Rozas”.

Un decorado en el Libro Guinness de los Récords

Durante el rodaje de una de estas películas, La Caída del Imperio Romano, se construyó en Las Matas un decorado que, en el registro del Libro Guinness de los Récords de la edición del año 1995, llevó el siguiente comentario: “Mayor decorado. Con unas medidas de 400 X 230 m, una réplica del Foro Romano, diseñado por Veniero Colasanti y John Moore para la producción de Samuel Bronston, La caída del Imperio romano. Fue construido en un terreno de 22,25 hectáreas en las afueras de Madrid (España). 1.100 obreros emplearon siete meses en levantar la fachada del foro con 170.000 bloques de cemento, levantar 6.705 m de escaleras, 601 columnas y 350 estatuas, así como 27 edificios a su tamaño real”.

Estudios Chamartín

Para la realización de estas películas, Bronston alquiló y utilizó equipos técnicos y humanos de los grandes estudios cinematográficos en Madrid, como CEA, Chamartín y Sevilla Films. Los estudios cinematográficos Chamartín se acabaron convirtiendo, tras su compra, en los estudios de producción de Samuel Bronston y se alquilaban a otras compañías para los rodajes de interiores de sus películas.

Regreso a Estados Unidos

A principios de los años 70, tras una sucesión de fracasos comerciales, los estudios entraron en quiebra y su creador regresó a EE.UU. No obstante, algunas fuentes señalan que Bronston siempre tuvo a Las Rozas en su memoria. Fallecido en 1994, su último deseo fue que sus cenizas descansaran en nuestro municipio. Actualmente, la avenida que atraviesa la Dehesa de Navalcarbón lleva el nombre de Samuel Bronston.

Estudios Cinematográficos Samuel Bronston. 10 de febrero de 1964. Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire (SHYCEA)

El Hollywood de la zona noroeste

Si Las Rozas estaba especializada en grandes producciones, en el cercano municipio de Hoyo de Manzanares, antes de la época dorada de Almería, reinaba el western. Alrededor de Golden City, el primer poblado del Oeste construido en España de forma estable en 1962, por el productor, guionista y director Eduardo Manzanos Brochero, se rodaron más de 50 películas. Sergio Leone trabajó aquí en ‘Por un puñado de dólares’ y ‘La muerte tenía un precio’. Distintos directores americanos e italianos pasaron por el pueblo en la época del Spaghetti Western.

Pero estos no eran los únicos municipios en los que el séptimo arte campaba. Torrelodones se convirtió en los años 70 en el baluarte del cine de serie B, con películas de terror de grandes directores como Paul Naschy o José María Elorrieta. Los inquietantes decorados naturales eran perfectos para ambientar los trabajos de los grandes del género.

La época de Bronston, no sólo fue prolija para Las Rozas. La Sierra del Guadarrama se convirtió en un gran plató al aire libre a lo largo de los años. Allí recreaban de igual forma, la estepa siberiana y el Salvaje Oeste, la selva amazónica o la Cimmeria de Conan.

spot_img
spot_img

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS