En el plazo de pocas semanas el Ayuntamiento de Las Rozas pondrá en marcha la instalación progresiva del primer conjunto de cámaras para la seguridad ciudadana. Este forma parte de un plan global para garantizar que la seguridad del municipio se mantenga al máximo nivel.

El proyecto fue aprobado por la Comisión de Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y tuvo un precio de licitación cercano a un millón de euros e incluye un avanzado software de gestión y 61 nuevas cámaras de vigilancia que se instalarán tanto en el Centro y las calles adyacentes, como en la zona de Európolis.

CÁMARAS CON DIFERENTES FUNCIONALIDADES DEPENDIENDO DEL LUGAR DE INSTALACIÓN

Estas cámaras permitirán localizar y hacer seguimiento a personas u objetos sospechosos atendiendo a sus características de ropa, color o tamaño, así como generar alertas cuando se registren eventos fuera de lo común, como flujos inusuales de masas de personas, entre otras funciones.

Asimismo son capaces de registrar e informar sobre personas que entran o salen que cada área, grandes grupos de personas que circulan en sentido contrario al habitual o identificación de los vehículos que acceden al municipio. Las funcionalidades propias de cada cámara son diferentes y han sido elegidas en función de las necesidades concretas de la zona en que cada una será instalada.

La información aportada por las cámaras se incorpora a un sistema de gestión de mando a cargo de la Policía Local. Este sistema incluye una sala de control central con un videowall de 20 pantallas que permitirá el control de más de 70 transmisiones de video simultáneas. Todo el conjunto, además, es escalable para que en el futuro se puedan incorporar más elementos.

160 CÁMARAS MÁS EN PROCESO DE INSTALACIÓN

A estas primeras 61 cámaras se sumarán en el futuro otro importante paquete de cámaras de control de tráfico y movilidad, que contarán a su vez con reconocimiento de matrículas y otros sistemas de registro y alerta.

Estas cámaras se ubicarán en todos los accesos al municipio para controlar la entrada y salida de vehículos, las vías de servicio de la A-6 y los principales nudos de circulación, y su implantación supondrá una mejor gestión de la fluidez del tráfico mediante el uso de la inteligencia artificial y la analítica de datos. Su instalación permitirá estudiar y mejorar el tráfico diario, determinar actuaciones preferentes en caso de emergencias, realizar seguimientos de vehículos infractores o mejorar la información en tiempo real a los usuarios.

Actualmente este proyecto se encuentra en fase de estudio piloto para concretar el número de cámaras necesarias, se estima que la cifra final rondará las 160 unidades, y el sistema de telecomunicación más adecuado para el conjunto, así como la inversión necesaria para llevarlo a cabo. Una vez se concreten los detalles técnicos de esta segunda fase se preparará el proyecto definitivo y el pliego para su licitación.