Dispositivo Especial Covid

La Policía Local de Las Rozas ha sumado 1.000 intervenciones en la primera semana de funcionamiento del Dispositivo Especial para vigilancia de la normativa Covid, que entró en vigor el pasado 24 de octubre. Todas ellas, aunque de distinta naturaleza, están relacionadas con el cumplimiento de la normativa vigente para luchar contra la pandemia.

Así, en esta primera semana, los agentes asignados al dispositivo han realizado 475 acciones de control e identificación de ciudadanos y 250 controles e identificaciones de vehículos. En el periodo se han impuesto más de 350 denuncias por diferentes motivos, como no usar mascarilla, superar los horarios establecidos, incumplir las limitaciones por zonas confinadas, superar el número máximo de personas permitidas, fumar sin distancia de seguridad, etc… Entre los datos recogidos también destacan las 45 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, relacionadas en su mayoría con la realización de botellones.

“Lo principal agradecer que la inmensa mayoría de los vecinos de Las Rozas estén teniendo un comportamiento ejemplar, cumpliendo con responsabilidad las medidas necesarias para frenar la expansión de la pandemia, pero nuestra obligación como administración es no bajar la guardia y perseguir las conductas irresponsables que ponen en riesgo el esfuerzo de todos y que, hay que tenerlo siempre presente, pueden costar vidas. Por eso desde la concejalía de Seguridad hemos puesto en marcha este dispositivo, que viene a reforzar las medidas especiales que la Policía comenzó a aplicar en mayo, y que está demostrando su eficacia ya desde los primeros días de funcionamiento”, ha declarado al respecto el alcalde de Las Rozas, José de la Uz.

Este dispositivo especial refuerza al servicio ordinario con 700 horas semanales

El Dispositivo Especial para vigilancia de la normativa Covid supone la dedicación de 12 agentes a este servicio, lo que en total se traduce en 700 horas de trabajo semanales dedicadas al control en puntos fijos, vigilancia e identificación de ciudadanos, servicios de información y respuesta a demandas vecinales, como refuerzo al servicio ordinario.

Estas actuaciones suponen profundizar en el servicio específico para control de normativa de la pandemia lanzado en mayo y otros planes concretos, como el puesto en marcha durante las fiestas de San Miguel para evitar concentraciones ilegales, fiestas que superaran el límite de personas autorizado o botellones. En este sentido, cabe destacar que desde mayo ya son más de 1.500 las multas impuestas por este último motivo desde el fin del confinamiento en Las Rozas.