centros educativos

Casi 22.000 alumnos regresan a las aulas en Las Rozas tras el parón estival y ante un otoño excepcional marcado por la crisis del Covid-19. Mientras que el alumnado de Infantil y Primaria  -unos 13.000 alumnos- acudirán desde los días 4 y 8 de septiembre a sus colegios para seguir las clases de forma presencial, organizándose en las aulas como “grupos burbuja”, los alumnos mayores, de Bachillerato y ESO -algo más de 8.000- abordarán el comienzo de curso de forma semipresencial los días 8 y 17 respectivamente, con algunas asignaturas impartidas bajo la modalidad online, y asistencia parcial al centro.

Para facilitar en la medida de lo posible un comienzo de curso con la seguridad necesaria frente al Covid, el Ayuntamiento de Las Rozas está colaborando con sector educativo con varias medidas. Estas iniciativas contemplan colaboración en varios ámbitos: espacios complementarios para desarrollar la actividad lectiva, limpieza de aulas e instalaciones y ayudas especiales de refuerzo a la digitalización y reducción de la brecha digital. “Estamos trabajando en continuo contacto con los centros educativos de nuestro municipio para ayudarles en todo lo que sea posible y poner a su disposición los recursos municipales para contribuir a una vuelta al cole lo más segura posible para profesores y alumnos”, ha declarado el alcalde de Las Rozas, José de la Uz.

Respecto a la puesta a disposición de espacios municipales, el Consistorio ha ofrecido tanto las tres bibliotecas municipales como otros edificios públicos –Centro de Educación Vial, Centro Municipal Cantizal, centros culturales…- por si hicieran falta al inicio del curso escolar. Además, también se ofrecen los espacios municipales al aire libre para desarrollar las actividades que los colegios consideren necesarias.

Hasta el momento, el colegio Los Olivos, ubicado en pleno parque natural del Lazarejo, ha solicitado el Centro de Educación Vial, que se encuentra justo en frente, solo para el tramo horario de los recreos, con el fin de que los alumnos puedan jugar y disfrutar de más patios complementarios; por su parte, el IES Carmen Conde ha pedido colaboración puntual para poder celebrar exámenes o actividades lectivas en instalaciones municipales. “Salvo alguna petición esporádica el resto de los centros han manifestado que, de momento, no necesitan espacios complementarios; si más adelante surgiera esa necesidad, los pondríamos inmediatamente a su disposición”, ha añadido el primer edil.

Refuerzo de la limpieza y desinfecciones

En materia de limpieza e higiene, el Ayuntamiento ha diseñado un plan especial para garantizar una limpieza exhaustiva de todos los colegios públicos (los Institutos son competencia de la Comunidad de Madrid) de cara a este curso escolar. El objetivo es que las instalaciones estén en perfecto estado, y que además se realicen las labores de desinfección necesarias. Para ello, en función del tamaño de los colegios, el Consistorio ha destinado horas extra de limpieza con instrucciones específicas para cumplir con los protocolos de higiene y desinfección en aulas, espacios comunes y aseos.

El Consistorio también ha anunciado que ampliará las ayudas económicas para, entre otras cosas, impulsar la digitalización y reducir la brecha digital en los centros educativos. Con ese objetivo el equipo municipal renovará los 300.000€ que ya se conceden anualmente a los centros públicos del municipio, y que se distribuyen como subvenciones directas a los centros (160.000€) y a las Ampas (140.000 €). Además, está preparando una nueva línea de ayudas con el mismo fin, dotada con 70.000€ para los centros concertados del municipio cuya forma jurídica sea la de fundación o entidad sin ánimo de lucro. De esta forma, la inversión en ayudas directas para los centros sostenidos con fondos públicos será de 370.000€, cantidad con la que podrán impulsar también actividades extraescolares desarrolladas con los necesarios protocolos frente al Covid.

Por último, hay que destacar que el Ayuntamiento ha abordado este verano un ambicioso plan de obras de mejora en colegios, alcanzando la cifra record de 2,4 millones de euros de inversión destinados a mejorar las infraestructuras educativas de nuestro municipio. Las obras, que alcanzan a la totalidad de los colegios de Las Rozas, incluyen en muchos casos la creación de cubiertas para patios y pistas, con lo que mejorará las posibilidades de uso de estas a lo largo de todo el año, y muy especialmente en las condiciones extraordinarias en las que se desarrollará este inicio lectivo.

Desde la Concejalía de Educación existen además mecanismos de comunicación constante con los centros para monitorizar de forma continua la evolución de la situación y poder reaccionar de forma ágil en el caso de que se produzcan nuevas necesidades. “Estamos ante una situación cambiante y nuestra obligación es estar atentos para tomar las medidas necesarias rápidamente cuando sean necesarias. Es cierto que a todos nos gustaría trabajar en un entorno me mayor certidumbre, pero lo más importante ahora es la capacidad de reacción y de adaptación a las circunstancias que se den en cada momento”, afirmo al respecto De la Uz.