Esta mañana se ha celebrado la novena edición de la San Silvestre de Las Rozas en el recinto ferial de la localidad. Más de 3.000 participantes tomaban la salida en una mañana fría pero soleada, en la que han primado las ganas de pasárselo bien. Un año más, las inscripciones disponibles se agotaron con facilidad, demostrando el buen estado de salud del que goza un evento que ya se ha convertido en toda una referencia de las carreras populares en la Comunidad de Madrid, al menos en una jornada tan señalada como la del 31 de diciembre.

Con dos recorridos llanos de 5 y 10 kilómetros que combinaban asfalto y tierra, Las Rozas llenaba de colorido sus principales arterias. Ambiente navideño y familiar entre los participantes, muchos de los cuales decidieron correr disfrazados y ataviados con gorros navideños. No se quiso perder la carrera la reconocida repostera Alma Obregón, deportista empedernida y famosa por sus deliciosos cupcakes. Tampoco el ex atleta internacional español Luis Miguel Berlanas, campeón de las últimas dos ediciones, pero en esta ocasión haciendo de liebre a su pareja en la prueba de 5 kilómetros. Y por supuesto el propio alcalde de Las Rozas, José de la Uz, quien no dudó en vestirse de corto y dar ejemplo a sus ciudadanos.

El evento, organizado por EDYM con el apoyo del Ayuntamiento de Las Rozas, Carrefour, Physiorelax y Banco Santander, transcurrió con éxito y sin incidentes. Los ganadores en la modalidad de 10 kilómetros fueron Issame Azarkane y Mónica Ayerra, mientras que en la de 5 kilómetros se adjudicaron la victoria David del Moral y Marta Naranjo. En cuanto a los deportistas locales, Nacho Gálvez y María de la Torre fueron los más rápidos en el 10K y Carlos Ovejero y Miriam Alonso en el 5K. La mañana se clausuró con la ceremonia de entrega de premios.