La nueva urbanización cerrada y vigilada de Lazarejo contará con villas independientes de diseño contemporáneo. En la falda de la sierra norte de Madrid, la urbanización se va a asentar en una suave ladera. Las parcelas se adaptarán a la topografía del terreno y aprovecharán la leve pendiente para potenciar las vistas y la intimidad de las casas. Un enclave situado en la Avenida Lazarejo, en Las Rozas, con acceso por la M-50, A6 y M-505.

Las casas contarán con 4 y 5 dormitorios así como con amplios jardines privados con varias zonas de disfrute para acoger diferentes actividades como: descanso, terraza, comedor y la posibilidad de una piscina privada.

Todas las viviendas tendrán además una gran terraza-porche en continuidad con el salón para que la casa se prolongue hacía el jardín consiguiendo la técnica del outdoor contemporáneo. El exterior ofrecerá una identidad propia por su relación entre el ladrillo y la madera.

Urbanización

Dos propuestas a elegir

En esta nueva construcción, se ofrecen dos propuestas de distribución: el tipo Endrina, con cuatros dormitorios, cuatros baños y un aseo de invitados. Un total de 360 m2 y un precio aproximado de 995.000 euros. Y el tipo Cervera, con cinco dormitorios, cuatros baños y un aseo de invitados. En este último caso, el dormitorio principal se abrirá a una amplia terraza. En este caso su tamaño será de 469 m2 y su precio ronda los 1.045.000 euros.

La vivienda constará de dos plantas sobre cota de calle con la siguiente distribución: Una planta baja con vestíbulo de entrada, cocina, salón principal, aseo de visitas y dormitorio en suite con baño completo y armario o vestidor según tipología. Su objetivo es que las estancias sean espaciosas pero manteniendo el equilibrio y la funcionalidad.

Una planta alta distribuida en un dormitorio principal que incluye armario o vestidor y cuarto de baño en suite y dos o tres dormitorios con dos baños secundarios.

Todas las viviendas disponen de una planta sótano para garantizar el aparcamiento subterráneo. La opción Cervera contará además con un cuarto de lavado y trastero.

  • Salón
  • Cocina
  • Baño grande
  • Habitación

Materiales

En cuanto a las características constructivas de las viviendas, se plantea que el suelo sea de tarima de madera natural y barniz multicapa de lama de roble. Así como pavimento porcelánico rectificado en los baños y en la zona de cocción de la cocina. Para las terrazas y los porches han optado por un gres porcelánico imitación de la piedra.

Las cocinas estarán completamente equipadas con muebles de varias alturas y electrodomésticos. Los propietarios podrán elegir entre dos opciones tanto de acabados como de mobiliario.

En cuanto a la eficiencia energética, las viviendas se han diseñado con una serie de factores que hagan alcanzar la calificación A. Instalación general de captación de energía solar, aislamiento térmico, aumento de la eficiencia del sistema de ventilación, reducción de pérdidas de calor, entre otros.

Toda la urbanización contará además con un sistema de seguridad avanzado que consta de circuito cerrado de vídeo vigilancia con barrido de imágenes y grabación. Un sistema que estará gestionado desde la garita de control para la comprobación de las zonas comunes interiores. La entrada y salida a la urbanización dispondrá de un dispositivo de control de accesos mediante un lector de matrículas.

  • Baño pequeño
  • Despacho
  • Exterior
  • Piscina

Antecedentes del proyecto

La zona donde se va a instalar el complejo, era conocida por el antiguo almacén de la empresa de fotografía Kodak. Ya a finales del pasado año se iniciaron los primeros movimientos de tierras y la tala de parte del arbolado.

La sede Kodak se instaló en los años 70, en ella se encontraban las salas y talleres de la famosa marca de fotografía. Sin embargo, la era digital dio lugar a un declive de la empresa y con ella el abandono de esta sede de Las Rozas. A partir de entonces, fue la promotora Levitt la que compró el terreno y desde entonces está diseñado un proyecto en el que cohabitarán pisos y oficinas y donde se pretende mantener el modelo del Parque Empresarial.

Levitt

En los años 50, cuando estaba en plena ebullición el “sueño americano”, la familia Levitt puso su nombre en las primeras urbanizaciones residenciales de las ciudades norteamericanas. William Levitt, su fundador, creó una unidad familiar que fuese elegante, funcional y ajardinada para satisfacer en ese momento a los ciudadanos de Nueva York. Un lugar donde encontrar la tranquilidad después del bullicio diario de la gran ciudad. Su modelo de construcción tuvo tanto éxito entre los americanos que a algunas de las zonas residenciales les llegaron a llamar: Levittowns.

Ahora, dicho sueño americano pretende hacerse un hueco en Las Rozas. Para ello, Levitt ha reabierto sus Oficinas de Atención Comercial en la calle Camilo José Cela donde se puede acudir mediante cita previa o hacer una videoconferencia para recibir atención personalizada.