Policía Local

Telemadrid acompañó a la Policía Local de Las Rozas durante uno de sus trabajos de patrullaje nocturno para la realización de un dispositivo especial antialcohol. Las operaciones estaban centradas, por un lado, en la prevención y vigilancia de las medidas sanitarias del Covid-19, y por otro, en el control de vehículos y conductores con exceso de alcohol en sangre y prevención de drogas.

Cuatro controles, con el objetivo de detectar alcoholemia, conformaban este dispositivo de la Policía Local, que terminó con varios vehículos inmovilizados tras el positivo en el test de alcoholemia de sus conductores.

Durante el patrullaje nocturno, la Policía localizó un grupo de unos diez jóvenes consumiendo alcohol en una zona no permitida en la vía pública. Las bebidas alcohólicas estaban guardadas en un cuarto de carácter privado y la Policía procedió a denunciar a varios de ellos por no llevar mascarilla. Además, en los cacheos encontraron que uno de estos jóvenes llevaba una pequeña cantidad de sustancias estupefacientes.

Durante el mismo dispositivo, la patrulla recibió un aviso que indicaba que un vehículo todo terreno, en el que viajaban dos chicas, se había dado a la fuga después de embestir a otro vehículo en la zona de Los Castillos. Dos testigos toman la matrícula y avisan a Policía Local. Tras localizar el todo terreno, advierten que la conductora ofrece una tasa de alcohol en sangre de 0,81. Según explica uno de los policías, 0,60 es el límite entre la falta administrativa y el delito contra la seguridad vial. Además, señala que la conductora sería detenida y pocos días después, contando además con los daños provocados en el vehículo embestido, tendría un juicio rápido por ese delito contra la seguridad vial.