Los Ayuntamientos de Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Las Rozas y el Ayuntamiento de Madrid colaboran para ofrecer alojamiento temporal a personas en situación de emergencia ante la actual crisis migratoria, que ha provocado el incremento en el número de solicitantes de asilo que llegan a la capital. Estos afectados necesitan cobijo urgente, mientras acceden al Sistema de Protección Social de competencia estatal, una vez que es admitida a trámite su solicitud de asilo y refugio.

Ante esta situación y la solicitud de colaboración del Ayuntamiento de Madrid, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, acompañado del delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, firmó el pasado viernes tres protocolos de intenciones con los alcaldes de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, de Majadahonda, José Luis Álvarez Ustarroz, y de Las Rozas, José de la Uz, para facilitar la utilización de viviendas como alojamiento temporal y de emergencia a estas personas en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social. Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid utilizará estos recursos sólo cuando su red de acogida municipal de emergencia esté completa.

UN TOTAL DE 20 ALOJAMIENTOS DE EMERGENCIA PARA REFUGIADOS Y PERSONAS QUE LO NECESITEN

Tal y como ha explicado la primer edil de Pozuelo de Alarcón “ante esta crisis migratoria que padece Madrid es nuestra obligación, como representantes municipales, colaborar con las personas más necesitadas”. Además, ha añadido Pérez Quislant, “Pozuelo de Alarcón, junto a Madrid, nos sentimos solidarios y honrados en coordinar esfuerzos para hacer frente al drama de estas familias”, que principalmente provienen de Venezuela.

La alcaldesa ha explicado que el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón cuenta con un protocolo de actuación que le permite mantener reservado un reducido número de viviendas para hacer frente a situaciones sociales de emergencia que afecten temporalmente a grupos de personas vulnerables, en riesgo de exclusión social. De hecho, tal y como ha concretado Pérez Quislant, “hemos colaborado con distintas instituciones como Cruz Roja y ahora lo hacemos con el Ayuntamiento de Madrid para ayudar a paliar un drama y dar esperanza a familias que han tenido que abandonar sus países y que han confiado en España y en Madrid”.

Álvarez Ustarroz ha destacado el espíritu solidario de Majadahonda y ha recordado que desde el año 2015 y gracias a un acuerdo de Pleno aprobado por unanimidad, la ciudad se adhirió a la red de municipios de acogida. “Es ahora cuando de la mano del Ayuntamiento de Madrid y de otras corporaciones vecinas, vamos a dar un paso adelante para ayudar a estas personas que huyen de regímenes totalitarios en busca de libertad”.

Gracias a este protocolo y a los firmados con los alcaldes de Pozuelo y Las Rozas, Madrid dispondrá de un total de 20 alojamientos de emergencia con los que contribuir la situación que la crisis migratoria de personas solicitantes de asilo está provocando en la capital.